Capturas El Liberal

"Estoy enamorada": La insólita excusa de una conductora que conducía a exceso de velocidad

  • Por Ana María Lizana

"Estoy enamorada" fue la excusa que dio una docente de 46 años que fue detenida por la policía tras ser avistada manejando a exceso de velocidad y realizando "peligrosas" maniobras en La Banda, provincia de Buenos Aires, Argentina.

Una vez logró detener el auto, la policía la interrogó por su errático comportamiento, a lo que ella contestó que su comportamiento se debía a que estaba enamorada del hermano de su marido.

Pese a la presencia policial, la mujer no dejó de cantar la canción "Así fue" de Juan Gabriel. Este hecho fue registrado y rápidamente fue viralizado por redes sociales, informa El Liberal.

"El hermano no lo acepta"

"¿Se puede saber a qué se debe ese sentimiento emocional?", fue la pregunta que le hizo el oficial una vez detuvo a la conductora. 

La respuesta, por supuesto, sorprendería a los presentes. "Sí, estoy enamorada", responde la mujer, rematando con un "y la otra parte, el hermano, no lo acepta".

Pese a lo insólito del caso, la mujer respondió todas las preguntas de los oficiales, dando su nombre, domicilio y el número de su identidad. Conforme los minutos pasaban, la conversación se fue profundizando, llegando a contar inéditos pasajes de su vida.

Su marido estaba preso

La docente le contó que estaba llevando una relación sentimental con Ricardo Arias, que se desempeña como chofer, siendo nada más que su cuñado.

Su marido, Gustavo Arias y hermano de Ricardo, estaba en la cárcel por violencia intrafamiliar. Tanto fue así, que incluso la misma mujer "echó" a los policías para preocuparse de casos más importantes que "una declaración de amor".

“No puedo estar haciendo tantas declaraciones, vayan y fíjense. Miles de casos de femicidios, miles de denuncias ¿Se han puesto a reflexionar? Ahora están deteniendo a una mujer solo por el hecho de hacer una declaración de amor”, retó a los policías.

En tanto, le preguntaron si ella podía acompañarlos hasta la comisaría, a lo que ella se negó, alegando que ahí estaba el "susodicho", es decir, su marido.

Finalmente, dejaron ir a la mujer, retomando la canción que había dejado a la mitad, antes de que la policía la detuviera por conducir en exceso de velocidad.

Todo sobre Mundo

Leer más de