Mujer embarazada decapita a su esposo por intentar violarla: Twitter

Mujer embarazada decapita a su esposo por intentar violarla: "La amenazó con abrirle el vientre y sacarle al bebé"

  • Por Meganoticias

Carmela Jolomná Yat estaba en su casa cuando su esposo Julio Cucul Rax llegó ebrio e intentó abusar de ella. La mujer se negó y ante la negativa su marido amenazó con sacarle al bebé que llevaba en su vientre, fue entonces cuando ella se defendió, tomó un cuchillo y lo decapitó.

El hecho ocurrió en la comunidad rural Roqha’Satzac, del municipio Cobán, en el departamento Alta Verapaz de Guatemala, el 13 de marzo. La mujer fue entregada a las autoridades, pero la liberó un tribunal de La Paz tras considerar que actuó en legítima defensa.

El marido la amenazó con sacarle al bebé del vientre

La defensa de Carmela alegó que la mujer no tuvo otra opción para proteger su vida y la de sus hijos, ya que no era la primera vez que el hombre la agredía. Hasta enero de 2022 él tenía una orden de restricción; sin embargo, tras vencerse la medida, comenzó a acosarla nuevamente.

“El día de la tragedia, Carmela estaba desprotegida legalmente y fue cuando su agresor quería abusar sexualmente de ella. Julio Cucul llevaba un machete y la amenazó con abrirle el vientre y sacarle al bebé”, reseña una nota del diario Soy502 de Guatemala.

La mujer, de 28 años, estaba casada con Cucul Rax desde que era menor de edad, además del bebé que esperaba tenía, junto a él, dos niños de 8 y 12 años. De acuerdo con las denuncias, que previo a la noche de la tragedia realizó, ella era víctima de abuso sexual, violencia física y psicilógica frecuentemente.

El juez la liberó, pero su comunidad la expulsó

En el juicio que se le siguió el Ministerio Público de ese país alegó legítima defensa, esto fue tomado en cuenta por el Juzgado de Primera Instancia Penal de Cobán que la dejó en libertad. Sin embargo, la comunidad en donde Carmela reside la consideró una amenaza y decidió expulsarla.

“La señora Carmela Jolomná será expulsada definitivamente como miembro de la comunidad, para no repetir lo que había sucedido, ya que la señora se acostumbró a hacer un asesinato y los niños y las mujeres están asustados por el delito que hizo”, dice textualmente el comunicado de la comunidad.