MegadenunciasEscríbenos aquí
The Sun
  • Mundo

"Me prendí en llamas": Joven cuenta cómo casi muere luego que su madre intentara quitarle los piojos usando gasolina

  • Por Meganoticias

Duros y trágicos momentos son los que tuvo que vivir Charitty Sutte (21) durante su infancia, luego de ser quemada tras ser rociada con gasolina, en un hecho ocurrido en Estados Unidos y que pudo haberle costado la vida.

La situación se produjo cuando tenía 4 años y una vez que su madre intentara solucionar un problema de piojos utilizando un inusual y peligroso método: gasolina.

En las últimas horas, la mujer accedió a contar su testimonio y aseguró que aún no perdona a su progenitoria, debido a las consecuencias con las que ha tenido que lidiar.

"Era tan peligroso"

En una primera instancia, Charitty comentó a The Sun que fue su abuela a quien se le ocurrió la idea: "Ella le dijo a mamá que en su día usaban bencina para tratar los piojos y que funcionaba mejor que cualquier otra cosa que hubiera estado probando".

"Mirando hacia atrás, no sé cómo pudo siquiera pensar que esto era una posibilidad, era tan peligroso", indicó la afectada.

"Me prendí en llamas como una hoguera"

Posterior a cubrir su cabeza con el combustible, su madre bajó a preparar la cena, pero el caos se generó cuando encendió un cigarrillo, cuya ceniza cayó sobre la cabeza de Charitty.

La niña se encendió y terminó con quemaduras de tercer grado que cubrieron el 60% de su cuerpo. Por esta razón, debió someterse a años de cirugía y rehabilitación, asegurando que nunca ha perdonado a su madre por esta imprudencia.

 

The Sun

 

"Junto con la bencina y estando de pie junto a un quemador encendido, me prendí en llamas como una hoguera", reveló la joven.

De acuerdo a lo anterior, manifestó que "recuerdo a mi madre gritando pero, extrañamente, no recuerdo el olor, ya que casi todo mi cuerpo se incendió... Creo que fue tan traumático que lo guardé en mi memoria en alguna parte".

"Sabía que ya no estaba sola"

Pese a su dramática experiencia, Charitty agregó que con el tiempo aprendió a aceptarse a sí misma gracias a los consejos recibidos por parte de sus amigos y cercanos. Incluso, en la actualidad tiene novio, a quien conoció en una aplicación de citas.

"Sabía que ya no estaba sola, que había otros que reconocían por lo que estaba pasando y que podían ayudar... Y por mucho que me ayudaron, yo los ayudé con sus propios problemas. Hice las amistades más increíbles y supe que un día quería inspirar a otras víctimas de quemaduras a vivir sus mejores vidas", comentó.

Agregó que "parte de mi recuperación fue finalmente aceptar que, aunque tengo cicatrices, es lo que hay dentro de mí lo que cuenta y sabía que encontraría a alguien que también creyera en eso".

Leer más de