Robin Mach
  • Mundo

"¡No lo pensé dos veces!": Profesora dona riñón a su alumna de 5 años

  • Por Meganoticias

Desde que nació la vida de la pequeña Kayleigh Kulage, de cinco años, ha estado llena de cirugías, diálisis y visitas al doctor. Kayleigh nació prematura a las 26 semanas de gestación y se le diagnosticó ceguera parcial, sistema inmune debilitado y falla en sus riñones que significaban hasta 11 horas diálisis diariamente.

Con este diagnóstico de vida los padres de Kayleigh, Josh y Desiree, estaban desesperados por encontrar a un donante de riñón para su pequeña, y lo encontraron donde menos lo esperaban: en su sala de clases.

Kyleigh Kulage tras su trasplante de riñón
Desiree Kulage

"¡No lo pensé dos veces!"

Robin Mach (46), es una profesora de educación especial en Missouri, Estados Unidos, y Kayleigh ha sido su alumna por más de dos años. "¡No lo pensé dos veces!", dijo la mujer cuando se enteró que la pequeña necesitaba con urgencia un trasplante de riñón. 

"Le pregunté a Desiree un día, porque sabía que Kayleigh realmente lo necesitaba, así que pensé, '¿Por qué no intentarlo?'", recuerda Robin.

"Me sentí tan aliviada y emocionada cuando me enteré que el riñón de Kayleigh provenía de alguien que conocíamos", le contó Desiree a la revista PEOPLE.

Después de varias pruebas para verificar la compatibilidad entre la niña y su maestra, algo a lo que Desiree calificó como "una montaña rusa de emociones", finalmente en febrero se pudo concretar la operación.

Excelente recuperación

Tras la operación, la calidad de vida de Kayleigh cambió completamente y según contó su madre, la pequeña ya no tiene que estar "atada" a una máquina de diálisis cada noche, el color de sus mejillas volvió y ahora puede disfrutar de largos baños antes de irse a dormir. "Los Kulages" incluso están planeando su primera vacación familiar.

"Donar un riñón es realmente extraordinario, salva la vida de las personas y les brinda una mejor calidad de vida", dice Desiree, quien además agrega que "nunca encontraré las palabras correctas para agradecer" a Robin.

"No creo que la gente se dé cuenta lo fácil que es donar (un órgano), así que, espero que compartiendo nuestra historia más personas piensen en hacerlo", reflexiona la profesora Robin Mach.

Leer más de