La jugada financiera de Lady Di cuando se desvinculó de la familia real

  • Por Meganoticias

Hace poco menos de un mes, Harry y Meghan anunciaron su decisión de dar un “paso atrás” en sus obligaciones dentro de la familia real. Esto, para iniciar una vida más independiente, que implica también la renuncia económica que tenían dentro de la monarquía.

Mucho se ha dicho sobre las razones que tuvieron para tomar esta determinación. Sin embargo, ninguno de ellos ha dado detalles al respecto. Lo que sí se ha confirmado es que el príncipe Carlos decidió anular cualquier “ayuda económica” a los duques de Sussex, para cumplir con sus deseos de “independencia”.

Esta no es la primera vez que un miembro del palacio de Buckingham es desvinculado de la familia real. En 1992, Diana de Gales y el príncipe Carlos se divorciaron, luego que saliera a la luz que el hijo de Isabell II había sido infiel a su esposa. Un golpe duro para la reputación de la monarquía, que fue centro de críticas durante meses.

Pero… ¿De qué vivió Lady Di luego del divorcio?

Cuando Lady Di se enteró que su esposo, el príncipe Carlos, había sido infiel con su amiga de toda la vida Camilla Parker, a quien luego convirtió en su esposa, decidió terminar su unión matrimonial. Sin embargo, antes de la separación Diana ya sabía que su esposo tenía una “aventura amorosa”, y por eso decidió “prepararse” para no quedarse sin nada.

Foto: AFP

Según la revista Vanitatis, Geoffrey Bignell fue el encargado de manejar durante años la fortuna del príncipe Carlos y a él le tocó organizar la parte financiera al momento del divorcio, siendo testigo de la “jugada inteligente” de Diana.

"El príncipe tuvo que vender toda su cartera de inversiones para poder hacer frente al pago: La princesa se quedó con cada centavo que tenía. Me pidieron que liquidara todo, todas sus inversiones, para que pudiera darle el efectivo", reveló.

El plan de la princesa era asegurarse a ella y a sus hijos, a quienes lamentablemente no pudo sacar del palacio de Buckingham -porque la custodia estaba a cargo de la reina Isabella II-. A pesar de eso, el príncipe Carlos se quedó en la quiebra en ese momento, pese a los 12 millones de libras esterlinas (12 mil 235 millones CLP) que gana anualmente.

"Tuvo que pedir dinero a su madre para poder hacer frente al pago total. Fue entonces cuando dejé de ser su asesor financiero porque no le quedaba riqueza personal", confesó Bignell a la revista.

El plan de Diana incluyó inmuebles

A pesar del fracaso de la relación, Diana organizó todo para “ganar” en el divorcio y no quedar como la “esposa engañada y pobre”. Es por eso que, además del dinero en efectivo de Carlos, la ex princesa pidió que se le pagara medio millón de euros (430 millones 472 mil 639 CLP) y le dejaran un apartamento en el palacio de Kensington, así reveló el medio.

Foto: AFP

Pero su fortuna no solo se resumía en dinero e inmuebles sino también, en lujosas joyas como tiaras, anillos y zafiros que obtuvo durante su estadía en la realeza.

En lo que respecta a las ganancias que obtuvo como celebridad, todo fue destinado a causas humanitarias. Para nadie es un secreto que Diana estuvo muy involucrada con los más necesitados, por lo que siempre fue una prioridad ayudarlos y hacer actos de caridad.

Foto: AFP