Más de la mitad de los bebés chilenos nacen por cesárea: Estos son algunos de los riesgos del procedimiento médico

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), desde 1985, se ha establecido que las tasas de práctica de cesáreas se deberían mantener entre el 10 y el 15% de los nacimientos, pero Chile supera estos datos con creces. 

Datos entregados por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), corroborados por solicitudes de transparencia realizadas por el Observatorio de Violencia Obstétrica, detallan que el 59% de los nacimientos dentro de Chile son realizados por esta cirugía.

¿Qué es la cesárea?

Esta es una cirugía que se ejecuta a cambio de un parto natural, durante el nacimiento de algunos bebés. Consisten en una incisión a la altura del pubis a través de la que se accede a la pared del útero, para poder retirar al neonato.

Es una metodología relativamente segura, no libre de complicaciones, que fue implementada como una alternativa que ha permitido salvar la vida de incontables madres y bebés a lo largo del mundo y la historia. Pero desde la misma OMS aseguran que solo se debería recurrir a estas "por motivos médicos".

¿Cuáles son los riesgos de una cesárea?

Como cualquier intervención mayor, esta intervención acarrea una serie de riesgos que deben ser informados y que se evalúan al momento de tomar una decisión sobre el mecanismo que se tendrá para dar a luz. 

Según explicó el Dr. Álvaro Insunza, presidente de la Sociedad de Ginecología, a Reportajes de Meganoticias, algunos de los problemas a los que se podrían enfrentar son las infecciones o hemorragias. 

 

Unsplash

 

Desde la Asociación Americana de Embarazo, añaden que otros de los riesgos que se pueden tener son:

  • Daño de órganos internos, principalmente de estructuras del sistema urinario y digestivo.
  • Adherencias o presencia de tejido cicatricial dentro del abdomen.
  • Reacciones a medicamentos, como la anestesia administrada durante el procedimiento.
  • Mortalidad de la madre, que aumenta en tres veces, en comparación con los riesgos de un parto vaginal.
  • Recuperación más lenta.

Aunque un bebé nazca sano después de una cesárea, este tipo de procedimiento también podría presentar algunas complicaciones para su salud, como problemas respiratorios.

Además, ciertas investigaciones han revelado que, a largo plazo, los niños producto de una cesárea tienen un 21% más probabilidades de desarrollar asma para cuando cumplan 12 años, en comparación con las personas que son producto de un parto vaginal.

Este artículo está diseñado para informar y no pretende dar consejos o soluciones médicas.

Consulte siempre a su doctor o especialista si tiene dudas sobre su salud o antes de iniciar un tratamiento.

Todo sobre Salud

Leer más de