Para que duren más tiempo: 5 alimentos que no debes cortar antes de guardarlos

Si ya te estás preparando para las cenas de fin de año, probablemente te estás programando para comprar algunos de los ingredientes con anticipación.

Es que hacerlo con tiempo podría ayudarte a ahorrar un poco de dinero y evitar el estrés de última hora. Pero debes asegurarte de adquirir aquellos productos que no se descompongan muy rápido, o podrías terminar botando los alimentos.

 

Freepik

 

Si bien, cada comida tiene diferentes periodos de vigencia, cómo los almacenas aumenta o disminuye su tiempo de duración en el refrigerador. 

Conoce cuáles son los productos que no debes guardar cortados, si es que quieres que se mantengan en buen estado por más tiempo. 

 

Lechuga

 

Unsplash

 

La lechuga es un tipo de vegetal verde ideal para la ensalada, pero que si lo dejas pasar mucho tiempo, su textura cambia y se vuelve lacio.

La clave para mantenerla fresca es que se deben guardar las hojas enteras, ya que si las cortas se puede oxidar y la textura de las hojas será cada vez menos crocante. 

Lo mismo ocurre con otros vegetales en los que abunda el agua, como los pepinos. 

Frutas

 

Unsplash

 

En el caso de las frutas, su cáscara funciona como una capa protectora que separa la piel del oxígeno. Una vez que la pulpa entra en contacto con el aire, aumenta la velocidad con la que se descomponen. 

Si no te pudiste comer toda una manzana, por ejemplo, debes mantenerla cubierta por un papel aluminio o plástico y consumirla lo antes posible. 

Pan

 

Unsplash

 

Si bien, este no deberías colocarlo en el refrigerador, si compras una hogaza de pan, tampoco deberías cortarla por completo, sino que ir sacando cada pedazo según lo que consumas.

La mejor manera de guardarlo es dentro de una bolsa de tela o de papel, y siempre puedes "revivir" el pan viejo con una serie de trucos para calentarlo

Embutidos

 

Unsplash

 

Estos alimentos han sido procesados de manera que pueden pasar largos periodos de tiempo expuestos a las temperaturas ambiente. Una vez que los abres, la exposición al oxígeno altera la textura y endurece las piezas de la carne procesada y acelera el proceso de descomposición. 

Queso

 

Unsplash

 

Con el queso ocurre algo similar que con los embutidos, tiene una capa protectora, la que permite que pasen largos periodos de maduración en bodegas.

En el momento que lo cortas, arriesgas que se reseque, si se trata de un corte maduro, por lo que se recomienda cubrirlo con papel plástico o colocarlo en un recipiente hermético

Todo sobre Consejos hogar

Leer más de