¿Te has fijado? Esta es la razón por la que los japoneses no toman agua mientras comen

  • Por Monserrat Saavedra

La alimentación en Asia sigue patrones diferentes a los que estamos acostumbrados en occidente. Una de las costumbres más llamativas ocurre en Japón, país en el que no suelen tomar grandes vasos de agua con sus comidas, sino que se sirven una pequeña taza de té o de otra infusión caliente. 

Esta práctica forma parte de lo que se llama la terapia japonesa del agua, que es famosa en redes sociales por tener grandes beneficios, como perder peso o mejorar la digestión.

¿En qué consiste la terapia del agua?

Esta no es una dieta especial, sino que un estilo de vida que recomienda comenzar las mañanas con vasos de agua a temperatura ambiente o tibia, cuando aún estás en ayuno y mucho antes de que te laves los dientes.

Además, se deben programar las comidas, ya que no deberías tomar agua por al menos 2 horas antes y durante tu comida. 

La dieta japonesa prioriza el consumo de líquidos en las mismas comidas, con las sopas que habitualmente se sirven en cada una de sus comidas.

 

Unsplash

 

¿Cuáles son los beneficios?

Según el sitio Healthline, en Japón se utilizaría este método para poder mejorar la constipación, la diabetes tipo 2, la presión sanguínea alta y el cáncer.

Según la nutricionista Katheryn Gronauer, "el agua ‘apaga los fuegos digestivos’, lo que dificulta la digestión de los alimentos. En el mundo de la ciencia, esto significa que el agua neutralizará el pH del ácido estomacal, lo que dificulta que tu cuerpo descomponga los alimentos".

Pero la ciencia no respalda todos estos descubrimientos. "No existe la preocupación de que el agua adelgace o debilite (diluya) los jugos digestivos o interfiera en la digestión. De hecho, beber agua durante o después de una comida ayuda a que el cuerpo descomponga y procese los alimentos (digestión)", escribió en Clínica Mayo el Dr. Michael Picco, gastroenterólogo.

 

Unsplash

 

¿Cómo puede ayudar realmente?

El agua es un líquido fundamental para la vida, y aumentar tu consumo siempre debería traer efectos positivos. Efectivamente, mantenerte bien hidratado podría ayudar a mejorar tu digestión, ya que los líquidos permiten mantener las heces transitando con fluidez. 

Incluso, mantenerte bien hidratado podría permitir que tengas menos dolores de cabeza, permitirá mejorar la presión arterial, prevenir los cálculos renales, el daño renal y mantener una buena función cerebral.

Este artículo está diseñado para informar y no pretende dar consejos o soluciones médicas. Pregúntele siempre a su doctor o especialista si tiene dudas sobre su salud o antes de iniciar un tratamiento.

Todo sobre Alimentación saludable

Todo sobre Salud