legionelosis Pixabay

Así es como se puede evitar la bacteria Legionella, responsable de las muertes por neumonía en Argentina

  • Por Monserrat Saavedra

Son 6 personas las que han fallecido y se han detectado 16 pacientes más afectados por un cuadro de neumonía grave en Argentina.

El brote, que comenzó como un problema de origen desconocido, ya tiene una causa definida: la bacteria legionella, según establecieron las autoridades argentinas y luego fue confirmado por la Organización Mundial de la Salud.

Los pacientes habrían contraído el microbio entre el 18 y 25 de agosto en un recinto de salud privado en la región de Tucumán, lo que resultó en legionelosis, también conocida como la enfermedad del legionario. 

"La legionelosis es una enfermedad parecida a la neumonía y su gravedad varía desde un estado febril leve hasta una forma de neumonía grave y a veces mortal", escribieron desde la OMS en el comunicado.

¿Cómo la puedo prevenir?

Esta bacteria suele contaminar las fuentes de agua dulce a temperatura media, pero el medio de contagio más habitual, es a través de la inhalación de aerosoles que provienen de sistemas de aire acondicionado, humidificadores, sistemas de agua caliente o fría, o en instalaciones de hidromasaje. 

Una vez que una persona se enferma, esta no se vuelve un peligro, ya que las bacterias no suelen transmitirse a otros individuos.

Si bien no se puede prevenir la enfermedad, se puede evitar la contaminación con el microorganismo si es que los sistemas de aguas de edificios y diferentes recintos, cuentan con los productos adecuados. 

En el caso de que estés en una casa en que no se haya hecho correr las llaves del agua durante un periodo prolongado de tiempo, existe una pequeña técnica que puedes utilizar para la prevención.

"El peligro está en la propia ducha en casa o en la de un hotel, donde el agua no corrió por mucho tiempo y quedó estancada en las tuberías. Vuelves de tus vacaciones tras algunas semanas, abres la ducha, respiras felizmente el agua que te rodea y ya te contagiaste", comentó a DW, el neumólogo Wolfram Windisch, vicepresidente de la Sociedad Alemana de Neumología.

Para estos casos, el experto recomienda abrir las ventanas del baño, o cualquier habitación con una fuente de agua, y dejar correr la llave de agua durante unos minutos, a la temperatura máxima. "Con temperaturas sobre 50 o 55 grados se eliminan las bacterias y luego ya no te puedes infectar con legionella", finalizó el experto.

Este artículo está diseñado para informar y no pretende dar consejos o soluciones médicas. Pregúntele siempre a su doctor o especialista si tiene dudas sobre su salud o antes de iniciar un tratamiento.

Todo sobre Salud

Leer más de