cambios manifestaciones viruela del mono

Expertos identifican cambios en síntomas de la viruela del mono: Parece una enfermedad diferente a la de años anteriores

  • Por Monserrat Saavedra

Hasta mayo de este año, la viruela del mono era una enfermedad desconocida e ignorada por gran parte del mundo. Esta solo se concentraba, predominantemente, en países del continente africano, pero el actual brote mantiene a todo el mundo en alerta. 

Lo que comenzó como un aumento de los contagios en Europa, actualmente es un "problema de salud pública global", según la clasificación de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Todo sobre viruela del mono

 

Son 87 países los afectados, en los que se concentran más de 26 mil infecciones y las primeras personas que han fallecido por la enfermedad. 

Debido a la limitada concentración de casos, la información médica sobre esta enfermedad también era bastante reducida. Sin embargo, con el actual brote, los expertos han notado diferencias en los síntomas y manifestaciones de este virus, en comparación con la literatura de años anteriores.  

¿Cuáles son los nuevos síntomas?

Según una revisión realizada por investigadores españoles a 185 pacientes tratados en ese país, la principal diferencia estaría en las lesiones de la piel tan características de este cuadro. 

En la bibliografía médica del pasado, estas se habrían esparcido por grandes zonas del cuerpo, como el rostro y manos, principalmente, pero según lo descubierto por los dermatólogos, en el brote actual, los sectores afectados serían más pequeños y tendrían menos granos. 

"Nuestra investigación muestra que los síntomas del brote actual son inusuales y hay pruebas de que se debe al contacto piel con piel durante las relaciones sexuales. En lugar de la típica erupción generalizada observada en casos anteriores, los casos recientes tienden a presentar muchas menos lesiones cutáneas, a menudo en una sola localización", explicó el Dr. Ignacio García Doval, coordinador de investigación de la Academia de Dermatología Española. 

Además, la lesión en sí misma sería diferente, ya que originalmente se describía como una pústula, una lesión parecida a una ampolla, pequeña, inflamada y rellena de pus, pero ahora sería una "pseudo pústula", de color blanquecino. Estas serían más duras, y el pus en su interior sería mucho más difícil de liberar. 

Por las nuevas características presentadas por los pacientes, en este brote, podrían ser confundidos con otras enfermedades o condiciones, como enfermedades de transmisión sexual o vellos encarnados. 

Este artículo está diseñado para informar y no pretende dar consejos o soluciones médicas. Pregúntele siempre a su doctor o especialista si tiene dudas sobre su salud o antes de iniciar un tratamiento.

Todo sobre Salud