comidas preparas que no se pueden congelar Unsplash

Ni postres ni sopaipillas: Estos son los platos preparados que no se pueden congelar

  • Por Monserrat Saavedra

El que guarda tiene, y una de las grandes ventajas que entrega el congelador, es la posibilidad de mantener platos preparados por un largo periodo de tiempo en bajas temperaturas al interior del electrodoméstico. 

Pareciera ser que toda la comida que preparamos puede ser guardada en el congelador, pero la verdad es que no es así. Si bien congelar estos alimentos no representa un riesgo para la salud, si arriesgas tener que botarla, por la desagradable textura con la que quedarán.

Estas son las preparaciones que no deberías congelar:

Pastas y arroz 

 

Paella de mariscos
Paella de mariscos

 

Según el Centro de Conservación Alimentaria de la Universidad de Georgia, no se debe congelar la pasta y el arroz una vez que ya están cocidos, especialmente si eres muy quisquilloso con sus puntos de cocción. 

El agua extra que absorben estos productos los vuelve esponjosos; además, en el minuto que los vuelvas a recalentar antes de servir, el agua adicional hará que los granos se vuelvan extremadamente suaves, como si hubieses olvidado la olla mientras los cocinabas. 

Sopaipillas o papas fritas

 

Paella de mariscos
Pescado y papas fritas

 

Todas las comidas que hayan sido fritas no deberían colocarlas nuevamente en el congelador, debido a que durante el proceso de descongelamiento se volverán esponjas que absorben todo el líquido extra.

Ahora, este principio solo aplica cuando ya las has pasado por aceite, pero si quieres congelar la masa preparada pero cruda de las sopaipillas, no deberías tener ni un problema. 

Sopas y salsas

 

Crema de tomates
Crema de tomates

 

Por un lado, diferentes caldos, como los de pollo y los vegetales, se pueden preparar con anterioridad y mantener congelados para cada vez que los quieras utilizar.

Pero en el caso de las sopas y salsas que se preparan con leche, se pueden cuajar o incluso hasta separar mientras las descongelas antes de comer. 

Postres

 

Bloques de merengues de color pastel
Unsplash

 

Puede que hayas visto en las películas (especialmente las estadounidenses) que algunas personas guardan un trozo de su pastel de bodas en el congelador como un recuerdo. Si estás planeando hacerlo con alguno de tus postres favoritos para poder comerlos más tarde, esta no es una técnica recomendada. 

Las preparaciones con queso o leche, se podrían separar o cuajar, al igual como ocurre con las sopas, y si tienes una torta con merengue, cuando la descongeles dejará de tener una textura agradable y se convertirá en una masa parecida a la goma.

Todo sobre Consejos hogar

Leer más de