Los más enojones: 5 señales que muestran que tu gato está de pésimo humor

Los más enojones: 5 señales que muestran que tu gato está de pésimo humor

  • Por Meganoticias

Los animales expresan sus emociones con su lenguaje corporal. Si tu perro llora, escuchas los pequeños gemidos, debes estar atento al movimiento de sus orejas y colas. Y con los gatos, es lo mismo.

Puede que los gatos tengan peor genio que los canes, pero no por eso tienes que estar menos atento, y es que el zarpazo lo puedes recibir seguro si es que molestas a tu gato cuando anda no está de buen humor.

Ahora, ten en cuenta, que algunas de estas señales también pueden ser indicadores de una enfermedad o dolor. Si es que tu gato constantemente parece irritable, agresivo y no quiere que lo toques por nada del mundo, es mejor confirmar primero con un especialista.

La cola

Si es que mueve la cola rápidamente de lado a lado, si la tiene esponjada o si la escondió entremedio de las piernas, significa que tu gato está asustado con algo.

En esos minutos, lo mejor que puedes hacer, es retirarte lentamente y dejarlo tranquilo. La cola de tu gato será el indicador más obvio de que algo anda mal.

Los bigotes

Los bigotes de nuestras mascotas normalmente solo cuelgan de los costados de su hocico, pero cuando se enojan estos se levantan y se ven verticales. Este es un indicador de que se siente muy amenazado y su cuerpo está preparado para reaccionar.

Los ojos

La "mirada asesina" que muchos videos muestran en redes sociales son muy decidoras. Tu gato claramente no tiene ni una intención de cometer un crimen, pero si es que alguna vez te llega a mirar así (y te darás cuenta de inmediato cuando lo está haciendo) lo mejor es dejarlo tranquilo.

Las orejas

Cuando las orejas de los gatos están planas contra la cabeza y con las puntas apuntando hacia atrás, aléjate lentamente y déjalo tranquilo. Si es que no lo haces, puede que descargue su furia contigo, aunque no hayas tenido nada que ver.

Gruñidos y bufidos

El indicador supremo, cuando los gatos llegan a su límite es cuando comienzan a manifestar su rabia con ruidos. No hay que ser un experto para saber que en estos casos están muy enojados. Es la forma que tienen de decir: ¡ya basta!

 Todo sobre Mascotas

Leer más de