Apendicitis: Así puedes diferenciarla de otras enfermedades para evitar una emergencia médica

Apendicitis: Así puedes diferenciarla de otras enfermedades para evitar una emergencia médica

  • Por Meganoticias

El malestar estomacal puede estar provocado por muchos factores y sentirse en diferentes grados de dolor. Puede iniciar por una bacteria, infección, exceso de comida, hinchazón incluso por ansiedad. Pero la peor opción es tener apendicitis y no darte cuenta a tiempo.

El apéndice es un pequeño órgano ubicado entre el intestino ciego y el colon. Es casi innecesario y por eso ante una emergencia es tan fácil removerlo.

La apendicitis es una condición que ocurre tras la inflamación y acumulación de pus en el órgano. No se tiene claro por qué se produce y tampoco se puede prevenir. Solo se puede reconocer los síntomas para actuar a tiempo y evitar que escale a una infección o peritonitis.

El problema es que muchas personas confunden los síntomas de la apendicitis con un simple dolor de estómago o con los cólicos provocados por la acumulación de gases.

Gases

Cuando acumulas mucho aire en el tracto intestinal se pueden provocar punzadas de dolor. Este, normalmente es localizado hacia el sector inferior derecho del abdomen, pero también puede aparecer en otros lados. Una característica típica es sentir cómo se mueve tu estómago por la traslación del gas.

Otros síntomas asociados son la flatulencia, eructos constantes, la hinchazón y distensión (aumenta el tamaño del vientre) y además, sientes presión en toda la zona del abdomen.

¿Qué sucede en una apendicitis?

Ante una apendicitis sientes un dolor repentino en la parte central del estómago, alrededor del ombligo. Con el paso de las horas, el dolor se traslada hacia la ingle o parte inferior del abdomen en el lado derecho del cuerpo.

Este dolor puede aumentar cuando hablas o toses, y se puede volver tan intenso que incluso te cueste respirar profundamente.

En menos de la mitad de los casos pueden aparecer otros síntomas, que no están asociados al dolor, pero que te podrían ayudar a identificar la enfermedad.

  • Náuseas
  • Vómitos
  • Fiebre
  • Pérdida de apetito
  • Inflamación del estómago
  • Constipación o diarrea

Este artículo está diseñado para informar y no pretende dar consejos o soluciones médicas. Pregúntele siempre a su doctor o especialista si tiene dudas sobre su salud o antes de iniciar un tratamiento.

Todo sobre Salud

Leer más de