"Son robos organizados, hay inteligencia criminal": Denuncian aumento de robo de madera en la Macrozona Sur

  • Por Ana María Lizana / Claudio Vásquez / Luis Castillo

¿Qué pasó?

Un millonario robo se ha estado llevando a cabo en la Macrozona Sur y ese es el robo de madera. Una banda de delincuentes estaría detrás de esto, delito que ha aumentado bajo la violencia que se vive en la zona.

Carabineros ha llevado distintos operativos para la pronta detención de "empresas criminales" dedicadas a este tipo de faenas y que, según la institución policial, tendrían que ver con organizaciones dedicadas al crimen en la región.

"Se está desarrollando este proceso de la explotación de los bosques, los vehículos que ellos utilizan para desplazarse al interior del predio, algunas pancartas que también dan cuenta de su vinculación con alguna orgánica que opera en diferentes delitos en la región", indica el general Manuel Cifuentes, jefe IX de la Araucanía.

Robos organizados

Si bien se puede observar a personas que están "solas" robando madera, desde el gremio de empresas forestales, aseguran que son bandas organizadas dedicadas a este ilícito.

Juan José Ugarte, presidente de la corporación chilena de la madera, afirma que "son robos organizados, sofisticados, con tecnología de punta" y que cuentan con roles que hacen funcionar esta "banda criminal".

Increíblemente, estas bandas funcionan con maquinarias que cuestan entre 90 a 400 millones cada una y se desconoce cómo es que lograron conseguirlas.

¿Dónde se cometen estos delitos?

Según cifras entregadas por Carabineros, este tipo de robos se llevan a cabo desde 2017 que se tiene registro, en regiones como el Biobío y Los Lagos, con más de 4 mil casos.

Luego le siguen La Araucanía y Los Ríos, concentrándose en su mayoría en comunas como Curanilahue, Los Álamos, Collipulli, Cañete y Victoria, aunque son más de 106 las localidades donde se llevan a cabo estos ilícitos. Sin embargo, solo en 2022, hasta el 24 de julio, ya se han registrado 586 robos de madera, con cerca de 204 detenidos. 

Es por ello que, estos robos no son al azar. Ugarte, presidente de la corporación chilena de madera, explica que estos sujetos "estudian" los terrenos antes de llevar a cabo los robos.

"Aquí hay una labor de inteligencia criminal. Se investiga dónde están los predios, los fundos con los árboles más grandes, los árboles maduros y con esa investigación se define dónde cercar, qué caminos cortar", asevera.

Luego de tomarse estos terrenos, estos son defendidos con armas. Y es que el "trabajo" que llevan a cabo puede tardar de 6 meses a 2 años. Luego del corte de madera, son transportadas las cargas en vehículos con patentes adulteradas y con conductores con documentación falsa.

No hay culpables

Gerardo Cerda es un empresario de Angol y su empresa presta servicios a empresas forestales, ya sea en trabajadores, maquinaria y camiones. Lamentablemente, en 2020 sufrió un ataque por desconocidos, quienes destruyeron sus equipos.

"Dejaron dos pancartas con una reivindicación y hasta el día de hoy no tenemos ni una respuesta de quienes fueron los causantes ni por qué motivo", asegura Cerda.

"Ellos entran como si fuera su terreno e ingresan una serie de maquinaria con toda libertad porque nadie les va a prohibir entrar a esos sectores", afirma.

Ante ello, dice que "como nunca hubo una solución, nunca hubo una respuesta, nunca hubo un culpable de quien fue quien realizó estos actos, decidí dejarlo como recuerdo".

¿Vinculados con la CAM?

Según Cerda, estos robos se producen "en ciertos lugares en los que supuestamente son una zona roja donde no entra nadie. Pero curiosamente toda esta gente que se dedica a reducir madera, sí puede sacarla".

Es por ello que, sumado al ataque él sufrió, se puede deducir que podrían estar vinculados a grupos radicalizados presentes en la macrozona sur.

El pasado 7 de julio, en la faena ilegal de Galvarino, el general Cifuentes señala que se encontraron mensajes alusivos a la Coordinadora Arauco Malleco (CAM): "Encontramos algunas pancartas que están vinculadas directamente con el conflicto de la violencia rural. Entonces nosotros presumimos fundadamente de que las personas que estaban dedicadas a esta actividad podrían haber sido parte de ese tipo de orgánica".

La relación que tendrían las bandas y estos grupos radicalizados, según Cerda, es que sería la forma de financiamiento: "Yo creo que el robo de la madera, en cierta forma, financia a todos estos grupos violentistas".

Sin embargo, el fiscal Cristian Paredes, director de delitos violentos de la Fiscalía Nacional, señala que esto aún no está probado y que está en proceso de investigación.

"Eso forma parte de las investigaciones que se están realizando. Lo que puedo afirmar fehacientemente es que efectivamente hay casos en los que es posible encontrar un vaso comunicante directo entre ciertas reivindicaciones que se alegan o se postulan, con la usurpación de predios que están en condición de ser explotados forestalmente y la comisión de estos delitos de hurto y robo de madera", concluye.

Leer más de