Le faltaba el aire mientras estaba embarazada pero médicos no le hicieron caso: Le dieron mortal diagnóstico Daily Mail

Le faltaba el aire mientras estaba embarazada pero médicos no le hicieron caso: Le dieron mortal diagnóstico

  • Por Julieta Garagay

Jodee Mundy, medallista de la Orden de Australia, artista y directora creativa de Melbourne, tenía 35 semanas de embarazo cuando le diagnosticaron cáncer de pulmón.

La mujer llevaba semanas sin respirar, pero los médicos le dijeron que la falta de aire era "muy normal" en el embarazo y que "no se preocupara", según lo que reporta el medio británico DailyMail

Opinión de los doctores

A Jodee Mundy le dijeron que su falta de aire era un "síntoma normal del embarazo" semanas antes de que le diagnosticaran cáncer de pulmón terminal y diera a luz a su primera hija, Evie, a las 35 semanas. 

En declaraciones a FEMAIL, Jodee dijo que cuando se quejó de que no podía respirar, los médicos le dijeron que tenía asma provocada por su embarazo.

"También me dolían las costillas y todo el mundo me decía que eran los pies de mi bebé", añadió. 

La falta de aire siguió empeorando, pero cada vez que le sacaba el tema le decían que no había que preocuparse.

Visita a urgencias

El 12 de noviembre de 2019, Jodee hizo caso a su instinto y fue a urgencias. Fue esta visita la que le reveló que su incapacidad para respirar no tenía que ver con el crecimiento de su bebé.

"Pensé '¿cómo voy a dar a luz? No puedo ni respirar'", dijo.

Los escáneres de emergencia mostraron que los pulmones de esta mujer de 40 años estaban llenos de cuatro litros de líquido, dejando poco espacio para el aire. 

"Pensar que tenía cuatro botellas de zumo de naranja en los pulmones sigue siendo surrealista", afirmó.

Los médicos drenaron el líquido y descubrieron que contenía células cancerosas.

"Fue una gran sorpresa para mí, ya que era joven, estaba en forma y era fuerte. Había estado de gira por todo el mundo", dijo.

Dar a luz

El descubrimiento obligó a Jodee a someterse a una cesárea de urgencia, seis días después de llegar al hospital, para que los médicos pudieran determinar hasta dónde se había extendido el cáncer. 

A continuación, la mujer tuvo que someterse a más pruebas, entre ellas una resonancia magnética. El escáner mostró que el cáncer primario se había extendido desde los pulmones hasta el cerebro, pasando por la columna vertebral, el hígado y la placenta. 

"Eso fue lo más estresante para mí, todo lo que podía pensar era si mi cáncer se había extendido a mi bebé. Lo único que quería saber era si ella iba a estar bien", dijo.

Su hija fue examinada por los médicos, que declararon que no tenía cáncer. Pero el cáncer de Jodee se detectó demasiado tarde para que la cirugía o la "cura" fueran una opción.

Detección tardía

"Decidieron no aplicar la quimioterapia porque era una madre primeriza y la calidad de vida era más importante", explicó.

El tratamiento ha funcionado hasta ahora, pero los médicos dicen que en algún momento el cáncer volverá a aparecer.

"Es entonces cuando se plantean la quimioterapia y la radioterapia", dijo. Esto ha hecho que la madre esté aún más decidida a vivir el mayor tiempo posible y a aprovechar al máximo el tiempo con su hija.

"Es una forma bastante devastadora de empezar la maternidad y suena cliché, pero sigo pensando "¿por qué a mí?". 

Todo sobre Mundo

Leer más de