Involucró a su familia y robó más de 2 mil millones de pesos: La historia del chileno que estafó a naviera transnacional

Involucró a su familia y robó más de 2 mil millones de pesos: La historia del chileno que estafó a naviera transnacional

  • Por Ana María Lizana / Víctor Leppe

¿Qué pasó?

Ricardo Ramos García era un destacado estudiante y profesional como contador auditor, lo que lo llevó a pertenecer a la naviera nacional Hapag Lloyd. Allí, escaló rápidamente, llegando a un puesto que le permitió llevar a cabo una de las estafas más importantes de los últimos años, superando los 2 mil millones de pesos.

¿Cómo inició la estafa?

Fue en el año 2006 que Ramos llegó a trabajar como contador auditor a la empresa chilena-alemana Hapag Lloyd, la quinta mayor naviera del mundo. Allí sus capacidades le valieron de convertirse en poco tiempo en el gerente de finanzas.

Sin embargo, después de cuatro años en el cargo, comienza a tramar una de las estafas más grandes del último tiempo, ya que "él sentía hablando con sus pares, que por lo que él hacía en su pega, no era bien retribuido", detalla el analista Cristián Palma.

Por ello, aprovechando el poder que le permite su cargo y el acceso a programa de pagos de la empresa, es que comienza a desviar dinero supuestamente destinado a pagar "servicios" contratados por Hapag Lloyd.

Constanza Encina, Fiscalía de Alta Complejidad Oriente, explica que "a partir del año 2011 empezó a efectuar una serie de manipulaciones por pagos masivos, mediante la cual hacía una modificación en el registro de los proveedores de la empresa, incorporando sus cuentas personales".

Millonarios cheques

Por cerca de 4 años que logró gestar la estafa, alcanzó a retirar más de 1500 millones de pesos con el mismo mecanismo. Para no levantar sospechas sobre que el dinero llegaba a su cuenta, es que utilizaba los cheques, los que posteriormente cobraba.

El analista de la Fiscalía Oriente, señala que Ramos "iba donde los aprobadores (de dineros) y decía este proveedor tiene un problema, no le puedo transferir, necesito que se le pague por cheque".

Como nadie cuestionó sus peticiones -por su cargo, en parte- es que se emitieron 39 cheques al portador con nombres similares a empresas con las que, efectivamente, trabajaba la naviera. Estos montones comenzaron de a poco subiendo, hasta llegar incluso a los 80 millones de pesos.

¿Cómo lavaba el dinero?

En total, el fraude ascendió a la cifra de 2300 millones de pesos y se estableció, mediante la investigación llevada a cabo por la Policía de Investigaciones (PDI), que era su familia la principal red de apoyo, a través de la sociedad de Ramos, Inversiones Vacoco.

El primer apoyo directo fue su esposa, quien inscribió propiedades en el sector oriente, las mismas que, posteriormente, eran vendidas. Además, compró terrenos en Batuco, locales comerciales e incluso un complejo de veraneo en Puerto Varas.

Adicionalmente, también trabajaba con él su hermano, Alejandro Ramos, quien incluso se desempeñaba como administrador de las parcelas que Ricardo compraba.

Su madre, Gilda García, también fue parte de la estafa comprando bienes y autos. Su suegra, Alejandra Rivas, también, con la compra de locales comerciales en La Reina, con un traspaso de 150 millones de pesos en efectivo.

"Pudimos probar que ellos tenían pleno conocimiento de los delitos y que esos dineros tenían origen ilícito", afirma la fiscal Encina.

¿Cómo quedó al descubierto?

Sin embargo, luego de años estafando a Hapag Lloyd, es que el 2016 quedó al descubierto luego de que una de las empresas a las que prestaban servicios, reclamó sobre una factura que jamás se pagó.

Cristián Palma, explica que "el que detecta esta información y reclama es Ultramar, donde dentro de los pagos, se comunica con la unidad de pagos de proveedores y les cuenta que hay una factura que no se ha pagado".

"Hapag lloyd saca el comprobante y se lo envía, diciendo que está pagado. El proveedor dice este rut no es de mi empresa. Van a buscar a quien corresponde el rut y se dan cuenta de que fue girado a Inversiones Vacoco. Cuando revisan a quién pertenece, se dan cuenta de que era de Ricardo Ramos", describe.

Condenas a Ramos y su familia

Es por esta escalada de estafas y de involucrados, es que el Tercer Tribunal Oral en lo Penal condenó a Ricardo Ramos a 9 años de presidio por los delitos de estafa y lavados de activos.

Como su familia también estuvo involucrada, ellos también fueron condenados a 3 años y un día de vigilancia intensiva y a una multa de 400 UTM, cerca de 23 millones de pesos.

Sin embargo, aún se espera que la empresa afectada pueda iniciar acciones civiles para la pronta recuperación de los bienes que fueron robados por Ricardo Ramos y compañía.

Leer más de