"Yo daba gritos despavoridos": Cuidadora de niña de 5 años atacada por perros cuenta los momentos de terror que vivieron

  • Por Ana María Lizana / Pablo Tapia

¿Qué pasó?

Una niña de 5 años quedó con graves lesiones luego de haber sido atacada por dos perros rottweiler de una vecina en La Reina, Región Metropolitana. Al respecto, la cuidadora de la menor, relató lo sucedido al momento del ataque.

¿Qué dijo la cuidadora?

Rogmyr Antúnez es la cuidadora de la menor y quien estuvo con durante el ataque de dos perros de raza rottweiler.

Al respecto, contó que antes de ser atacadas por los canes, habían ido las dos a buscar una encomienda que había llegado al portón de su pasaje.

Después de recibir el paquete, es que se vendrían los minutos de terror: "Nos devolvimos de recibirlo y los perros atacaron a la niña".

"La toman de los cabellos y la arrastran. Yo me arrastro con ella también y no imaginé que yo también estaba herida", relata la mujer, quien se abalanzó hacia los perros para defender a la niña.

"Uno era el más rabioso"

Sobre los dos perros que las atacaron -y que pertenecen a una vecina del mismo pasaje donde viven-, asegura que uno de los perros era el más "rabioso".

Rogmyr, al respecto, explica: "Nos atacaron dos, pero era uno el que estaba más rabioso. Yo pegaba gritos despavoridos y salió una vecina, pero cuando salió, la niña ya estaba muy mal".

Para suerte de la menor, un técnico en enfermería transitaba por el lugar y ayudó a la niña herida. Posteriormente, fue trasladada por Carabineros hasta el Hospital Militar para tratar sus graves lesiones.

La menor fue sometida a una cirugía para "hacer lo posible con su cabeza, que fue la parte más comprometida, además de rasguños y mordeduras de distintos tamaños en su cuerpo", detalló el tío de la menor, Felipe Hernández.

"No soy la dueña"

Por este hecho, la vecina, que sería dueña de los perros, quedó en calidad de imputada con cargos de cuasidelito de lesiones graves y menos graves por el ataque que la menor sufrió por los perros rottweiler.

Sin embargo, en la audiencia aseguró que ella no era la dueña de los perros y que estos pertenecían a su esposo: "Él estaba en Rancagua. Yo venía llegando al domicilio y les dije que con toda voluntad yo podía asumir" las consecuencias del hecho.

La mujer quedó con arraigo nacional y arriesga una pena que podría llegar a los 540 días de cárcel, además de la prohibición de volver a tener mascotas, según indica la Ley Cholito.

Consultada por la tenencia de los perros, manifestó tenerlos por la "delincuencia, ya que son guardianes" y asegura que esto "nunca pasó antes".

Leer más de