Las sospechas de la familia tras muerte de abogada en motel de Concón: Facebook

Las sospechas de la familia tras muerte de abogada en motel de Concón: "Hay declaraciones y testimonios encontrados"

  • Por Claudia Garrido

¿Qué pasó?

La Policía de Investigaciones (PDI) indaga la muerte de la abogada Valentina González, de 27 años, cuyo cuerpo fue hallado al interior de un motel en Concón la mañana del sábado, sin embargo, pese a que no se encontraron lesiones atribuibles a terceros, sus cercanos tienen dudas.

Lo que habría sucedido

En el matinal "Mucho Gusto", Cinthya Pérez, amiga de Valentina González y abogada querellante, explicó lo que habría sucedido con la mujer, madre de un niño de 7 años.

El día viernes, cerca de las 20:30 horas, Valentina se dirigió a la casa de un amigo en Concón para hacer una previa. Posteriormente, cerca de las 22:30 horas fueron a un local nocturno. 

Luego, a eso de las 04:30 horas decidieron volver al mismo domicilio para hacer un "after" en compañía de dos amigos, sin embargo, pasados unos minutos llegaron otras personas.

 

Con el paso de las horas, el dueño de casa decidió ir a dormir, pero antes le dijo a Valentina que si quería se quedara en el departamento. 

“Ella comienza a recibir muchas llamadas por teléfono, se va al balcón, comienza a llamar y dice ‘amigo sí, me voy a quedar acá’, pero de un momento a otro, sale del departamento en compañía de una amiga, desconocemos quién es esta amiga, tenemos más o menos claridad, pero no lo podemos develar en esta etapa. El tema es que desaparece del departamento, rumbo, supuestamente, a Viña del Mar”, indicó la abogada. 

"Hay muchos enigmas"

Pérez comentó que “es un puzzle que debemos completar y le estamos pidiendo al Ministerio Público que haga las diligencias investigativas. Hay muchos enigmas, hay procedimientos que extrañamente están realizados, hay mucha tardanza en la actuación tanto de policía, Brigada de Homicidios, como también de Carabineros y la ambulancia. Hay tiempos que no cuadran desde los relatos, desde las declaraciones de las personas que estuvieron con Valentina esa noche, hay amistades periféricas no conocidas por el círculo cercano de Valentina".

Asimismo, dijo que "hay declaraciones que hablan de tres sujetos, dos mujeres con Valentina, una segunda mujer, luego una mujer rubia que desaparece del lugar y, también, estos días que hemos estado recabando información, nos aparece otro hombre, es decir, habría dos hombres, uno de unos 40 o 50 años y otro de entre 20 a 30 años". 

"Valentina viene en dirección de Concón a Viña del Mar, luego aparece en la parte norte de Viña del Mar, en la comuna de Quintero, parcela 1, donde está Punta Piedra. En qué minuto Valentina cambia y gira de dirección, en qué minuto deja de conducir su vehículo que no lo entregaba a cualquier persona", agregó.

La abogada también precisó que, de acuerdo a la información recopilada, en el auto "van tres personas, Valentina conduciendo, una mujer de pelo negro de copiloto y en el asiento trasero va esta mujer de pelo largo rubia. No sabemos en qué minuto esta tercera persona ingresa al vehículo, no tenemos claridad, hay hartas declaraciones y testimonios encontrados".

El ingreso al motel 

Pérez detalló que "ingresan al motel a las 09:50 de la mañana, según lo que nos indicaron ahí mismo. Ingresa Valentina, las dos mujeres y este hombre. Al ingresar hay tres o cuatro versiones y no sabemos si la persona rubia ingresa a la habitación, si ingresa a las dependencias del motel y luego se va o si ingresa, se queda 10 minutos y luego se retira".

"En todas las versiones que he señalado, esta persona se va por el acceso de peatones, quedando Valentina, la amiga de cabello oscuro y el hombre", añadió.

Una vez en el motel, "supuestamente se sumergieron en el jacuzzi, luego Valentina se quiso quedar en el jacuzzi y el hombre con la mujer se fueron a la cama y comienzan a llamar a Valentina, y antes de hacer el llamado a Valentina, que esto también es muy sospechoso, comienzan a solicitar toallas en reiteradas ocasiones", manifestó Pérez.

Ella “no reacciona y ahí es cuando se ponen de pie, van al jacuzzi y comienzan a gritar y es cuando la persona que llevaba las toallas escucha y la asiste, entra a la habitación y le presta los primeros auxilios a Valentina".

"Según lo que nos comentaba la persona que llevó las toallas, le hizo reanimación, pero ella ya estaba ahogada. A las 10:20 la camarera escucha que están pidiendo ayuda porque Valentina se había ahogado. Hay un lapso de 30 minutos. Ahora, ¿pedimos toallas antes de mojarnos?”, planteó.

"Según la misma declaración de la mujer que acompañaba a Valentina en el jacuzzi, dice que Valentina no consumió drogas, que ella no dejó que Valentina consumiera droga. Ella lo que señaló es que ellos dos, el hombre y la mujer, habían consumido drogas, pero que ella no había dejado que consumiera droga", sostuvo.

Finalmente, expuso que "todo apunta a que existió alguna sustancia que le pudieron haber dado en el trago u obligado a consumir de alguna forma, pero una sustancia que inhibiera su voluntad, porque la data es asfixia por inmersión y eso no solamente se puede generar de la forma ‘se queda dormida y se sumerge en el jacuzzi’, hay otras formas en las cuales con ayuda de terceros se puede realizar, no se genera una movilidad de los músculos respiratorios y, por tanto, al estar sumergida no deja ningún atisbo de una posible asfixia por medios mecánicos".

La nota informa un proceso judicial en curso, por lo que los involucrados no deben ser considerados culpables hasta que la justicia lo determine.