"Es insensibilidad": El drama de pacientes hepáticos luego que Fonasa dejara de financiar trasplantes con donantes vivos

  • Por Ana María Lizana / María Francisca Saez

¿Qué pasó?

Recientemente, en el mes de abril, el Ministerio de Salud quitó el financiamiento a los procedimientos de trasplante de hígado o riñón con donante vivo a decenas de pacientes que están complicados de salud. De no tener esta ayuda, la cifra por la operación supera los 100 millones de pesos.

"No logramos entender"

Paula Silva tiene 47 años y a los 20 fue diagnosticada de poliquistosis hepática renal, una enfermedad hereditaria que conlleva el crecimiento excesivo de su hígado. Su única solución es un trasplante con donante vivo, pero, el Ministerio de Salud le quitó esta posibilidad.

"Tendría que esperar muchos años para que yo pueda llegar a la lista al lugar que me corresponde para acceder a un trasplante y que el donante sea compatible. El donante vivo es la gran opción para tener una buena vida", dice Paula.

Considerando que su hermano es compatible con ella y está dispuesto a darle parte de su hígado, sus deseos de vivir se fueron truncando.

"Teníamos todo listo y nos avisan un día antes que se suspende porque no tenemos la cobertura y la aprobación y eso es lo que no logramos entender", lamenta ella.

Lo que le explicó su médico es que desde la Coordinadora Nacional de Trasplantes, dependiente del Minsal, ya no contaban con el financiamiento con trasplante vivo.

"Es terrible porque hay pacientes realmente graves y también se les dice que no. Es insensibilidad" de parte del Ministerio, cataloga la mujer.

Cifras inalcanzables

Maricel Romero también necesita un trasplante hepático. Ella viaja constantemente de San Antonio a Santiago para controlar su enfermedad. Su deterioro es progresivo, por lo que necesita de esta operación.

Su esposo es compatible con ella y aunque está dispuesto a entregar parte de su hígado, se vieron imposibilitados por la decisión del Ministerio de Salud.

Caso similar es el de Verónica Aid. Sufre de una cirrosis autoinmune que dañó gravemente su hígado y yendo al médico, se enteró de que la única opción para continuar viviendo era el trasplante.

"Mi esposo me avisa que mis hijos quieren ser mis donantes. Yo en mi ignorancia le digo que cómo van a quedar sin hígado. Ahí supe que este órgano se regenera", cuenta Verónica.

Sin embargo, dejaron de contar con el financiamiento de Fonasa. Pese a las intenciones de querer pagar la operación, resulta imposible: el procedimiento supera los 100 millones de pesos.

¿Por qué no se financia?

De acuerdo a lo señalado por el abogado querellante de esta causa, Carlos Cáceres, al presentar una "solicitud de respuesta" al Ministerio de Salud, estos señalaron que no existían fondos.

"El minsal les ha rechazado su operación diciendo que no se tiene una canasta formal para solventar el gasto. En el gobierno anterior se autorizaron todos los casos", alega el abogado.

A ello, agrega que "lo que dice el Ministerio que si usted tiene un donante muerto, se puede. Si está vivo, no. Al decirles que no, les condenan a muerte".

Considerando la complicada situación, profesionales de salud piden que se ofrezca una alternativa para estas personas que, lamentablemente, están muriendo en la espera.

"El sistema no da abasto para resolver los problemas de ese grupo de personas, se debiera ofrecer una alternativa, sobre todo si hay alguien que quiere donar”, sugiere la Dra. Ximena Rocca, presidenta de la sociedad de trasplantes.

Solicitando una respuesta desde el equipo de reportajes de Meganoticias, el Ministerio de Salud señalaron que instruyeron a la Cordinación Nacional de Trasplantes para "contactar a las familias y que cada uno de los casos sea evaluado" para una posible -y pronta- solución.