Mayoría de encerronas son protagonizadas por menores: víctimas presentan demanda contra concesionarias y el Estado

Mayoría de encerronas son protagonizadas por menores: víctimas presentan demanda contra concesionarias y el Estado

  • Por Ana María Lizana / Rodrigo Ugarte / Víctor Leppe

¿Qué pasó?

Una "seguidilla" de encerronas se ha tomado distintos puntos en la región Metropolitana, sin embargo, gran parte de ellas parece tener de puntos fijos entradas y salidas de la autopista. Es por ello, que víctimas de esta modalidad de robo se juntaron para demandar a concesionarias y al Estado por falta de seguridad.

Uno de los puntos más peligrosos de la capital es la salida 7B, la que conecta Vespucio Norte con la ruta Los Libertadores y que se ha convertido en el lugar predilecto para los delincuentes y las encerronas.

En consecuencia, un grupo importante de víctimas presentó una demanda ante la concesionaria Autopista Vespucio Norte Express, alegando falta de seguridad en la carretera.

Cabe señalar que el 75% de las encerronas son hombres, a comparación de un 25%, correspondiente a las mujeres. Sin embargo, la violencia es la misma, independiente de su género, edad o condiciones de salud.

Menores de edad

Fue hace unos días que, a través de redes sociales, se viralizó el impactante registro de una encerrona en uno de los túneles de la Autopista Costanera Norte. Dos mujeres, una de ellas embarazada, fueron víctimas del robo de su vehículo.

Una de las personas que grabó, Gary Carrasco, entregó su versión del hecho. El hombre dice que las mujeres con el auto "golpea al auto de atrás, intenta tomar vuelo y no puede pasar. Ahí quedan dos pistas y estaban bloqueadas"

Posteriormente, añade que hubo un detalle que le llamó la atención y que se trataba de menores de edad: "Luego de eso, yo me bajo del auto, le gritamos, al momento de querer ir a hacer algo, el tipo de adelante me apunta con la pistola. Eran menores de edad, eran niños".

"Cero seguridad"

Es por este hecho y muchos más que se fueron sumando con el correr de los días, es que las víctimas presentarán una demanda en contra de concesionarias y el Estado por la falta de seguridad en el tránsito de las carreteras.

Francisca, conductora asaltada y quien era acompañada por la mujer embarazada, se sumará también a esta demanda: "Cuando los vi, nos bajamos, a mi amiga la bajan, la empujan. Cuando salió el tema de las encerronas, nos dijeron que ese punto eran puntos fijos para los delincuentes. La seguridad es cero".

Otra de las tantas víctimas, es Matías. Él iba conduciendo por la autopista cuando fue víctima de una encerrona en la salida 7b: "Cuando quedé encerrado, le dije a mi señora que nos iban a asaltar. Se bajan todos armados, sin ningún tapujo exigiendo bajarnos".

"Me pegaron en la cabeza, mi señora estaba embarazada de ocho meses y tampoco tuvieron consideración. No recuerdo muchas cosas" por el trauma que aquello le causó. Es por ello, que también será parte de la demanda, exigiendo seguridad.

Es por ello que lo que se pretende, es generar un cambio, según Matías: "A partir de esta noticia, ha aparecido mucha gente que dice que ha tenido problemas y de un boca a boca que se hizo, se formó esto. Esto es un precedente para que no vuelva a suceder y se tomen cartas en el asunto".

¿De quién es la responsabilidad?

Desde la Asociación de Concesionarias (Copsa) aseguran estar preocupados por este tipo de delitos pero que, desde las autopistas, la seguridad pública no es parte de sus obligaciones.

Leonardo Daneri, presidente de COPSA, explica que "el usuario de una autopista no es un consumidor, es un ciudadano que paga impuestos. El peaje es un impuesto. Toda autopista concesionada es un bien nacional de uso público. El dueño es el Estado a través del MOP".

Asimismo, agrega: "Por tanto, la responsabilidad es el Estado, en lo que respecta la seguridad, que son encargados de la seguridad pública son Carabineros y el Ministerio Público. Nosotros somos responsables de la seguridad vial".

Sin embargo, esta respuesta no basta para los representantes de las víctimas, ya que es tarea de ellos "garantizar" un servicio de calidad para sus conductores.

Uno de los abogados, Sebastián Orellana, asevera que "el Estado es absolutamente responsable y por eso la demanda es un subsidio al Estado porque falla al confeccionar estos contratos, y garantizar en prestar un servicio de calidad".

"Esta demanda no solo busca reparar íntegramente a nuestros representados, sino que también buscamos marcar un precedente, un antes y después en la responsabilidad del Estado y las concesionarias", concluye.

Leer más de