Condenan a presidio perpetuo a falso instructor militar por abuso sexual y violación de menores Referencial Aton

Condenan a presidio perpetuo a falso instructor militar por abuso sexual y violación de menores

  • Por Claudia Garrido

¿Qué pasó?

La mañana de este viernes, Víctor Gutiérrez, fue condenado por el Tribunal Oral en lo Penal de Puerto Montt a la pena de presidido perpetuo por los delitos de abuso sexual, estupro y violación en escuela premilitar, donde se hacía pasar por un oficial del Ejército.

La sentencia 

Gutiérrez, de 57 años, fue condenado a presidio perpetuo simple, esto implica que solo podrá acceder a algún beneficio carcelario después de 20 años.

Al respecto, el fiscal Marcelo Maldonado, señaló que "este es un punto de inicio para la justicia que las víctimas habían pedido, quienes depositaron su confianza en la Fiscalìa y nos sentimos bastante comprometidos para que este tipo de delitos sean perseguidos de manera eficiente y que haya también una reparación a cada una de las víctimas", consignó Soy Puerto Montt.

Culpable de 3 delitos

El pasado 4 de abril Gutiérrez fue declarado culpable en calidad de autor de los delitos consumados y reiterados de abuso sexual, estupro y violación de menores.

El tribunal estableció, más allá de toda duda razonable, que entre 2010 y 2018 el acusado estuvo a cargo del club "Alta Aventura", que en 2012 pasó a llamarse "Club Premilitar de Montaña" y que estaba integrado por niños, niñas y adolescentes, que reclutaba de distintos establecimientos educaciones de Puerto Montt.

Gutiérrez se presentaba aparentando ser un oficial de Ejército, con lo cual obtenía la autorización de los directores de los establecimientos para que alumnos se integraran al club, que impartía distintas actividades disciplinarias y de montaña.

En un comienzo, las clases de instrucción las impartió en colegios y escuelas de Puerto Montt y desde 2018 en el sector de Alerce de la misma comuna.

De acuerdo al tribunal, en los establecimientos educacionales, en su domicilio en la comuna de Osorno y en campamentos realizados en Río Bueno, Panguipulli y Puerto Montt, el hombre "prevaliéndose de su calidad de instructor y abusando de la relación de dependencia" de las víctimas que estaban a su cuidado, realizó de manera reiterada actos de significación sexual y de relevancia.

Estos hechos afectaron a nueve adolescentes, de las cuales tres quedaron embarazadas tras ser violadas por Guitérrez.

La nota informa un proceso judicial en curso, por lo que los involucrados no deben ser considerados culpables hasta que la justicia lo determine.