Referencial Shutterstock

"No sé qué pasó": padre organiza rifa para viajar a Santiago por los estudios de sus hijos y solo le compran 16 números

  • Por Meganoticias

"Estuvimos seis meses haciéndole campaña", manifestó Héctor Campos, tras una rifa que organizó, pero en la cual no pudo reunir los fondos que necesitaba para emprender rumbo desde Antofagasta a Santiago, que era su principal objetivo.

Eran poco más de 100 millones de pesos en premios, y uno de ellos era, por ejemplo, un domicilio de 20 habitaciones y cuatro baños avaluada en $90 millones.

No obstante, también se pretendía sortear un auto y una motocicleta, además de cuatro premios de un $1 millón y cuatro de $500 mil, informa El Mercurio de Antofagasta.

"Tal vez debí haber cobrado menos"

Todas las esperanzas que tenía de poder llegar a la meta se perdieron luego que solo 16 personas le compraron números, por lo que no logró el mínimo necesario.

Cabe señalar que Campos tenía la idea de viajar desde el norte del país a la capital, ya que sus hijos iniciarían sus estudios el próximo año en la zona central.

"No sé qué pasó. Estuvimos seis meses haciéndole campaña a la rifa. En distintos medios radiales y escritos. Fuimos hasta Mejillones, pero solo 16 personas compraron números (cada uno costaba $40 mil). Creo que quizás el valor fue mucho", explicó el hombre, quien se desenvuelve como operador de maquinaria pesada.

La reflexión del hombre

De acuerdo a lo anterior, hizo una breve reflexión: "Tal vez debí haber cobrado menos y aumentado los números a vender (que eran 3.600), no lo sé. Esta es una idea que nace de una práctica que está siendo común en otras regiones más al sur, pero parece que acá no".

"Tuvimos que bajar la rifa, dando las explicaciones pertinentes, tuvimos que realizar un comunicado en la página oficial porque esto era algo oficial también. Contratamos hasta un abogado para acompañarnos en todo el proceso... Esta era una muy buena rifa, imagínate que, por 40 mil pesos, si no te llevabas la casa, te podías llevar otros 10 buenos premios, el más pequeño de $500 mil", detalló Campos.

El padre de familia recalcó que "vivimos tiempos donde el tema hipotecario, el poder acceder un crédito está siendo súper difícil para las personas. Por eso quisimos 'vender' así nuestra casa, para que fuera una opción abierta todas las personas".

"Pensamos que, por lo mismo, iba a ser más exitoso el proceso, pero no prendió y si bien, según las cláusulas del proceso, aún nos quedan tres meses de tiempo para realizar la rifa, creo muy difícil que eso pase, cuando estuvimos seis meses tratando de vender la rifa y no llegamos ni al 10% de la venta total", agregó.