MegadenunciasEscríbenos aquí
El drama de un hombre de 55 años que padece dos complejas enfermedades: Diario El Trabajo

El drama de un hombre de 55 años que padece dos complejas enfermedades: "No está nunca quieto, grita toda la noche"

  • Por Meganoticias

En un delicado estado de salud se encuentra Eduardo Ahumada Arenas, de 55 años, quien debe luchar día a día con dos complejas enfermedades que han llevado a su familia a pedir ayuda económica para poder operarlo de urgencia.

El hombre fue diagnosticado con el mal de Párkinson y el Síndrome de las piernas inquietas, lo que lo ha llevado incluso a ser asistido por otras personas en su domicilio ubicado en la localidad de Santa María, en San Felipe, Región de Valparaíso, informa Diario El Trabajo.

Rosa Ahumada, hermana del afectado, dio a conocer el dramático caso y reveló que se está realizando una "lucatón" con el objetivo de reunir más de 20 millones de pesos para la respectiva cirugía.

"No está nunca quieto, grita toda la noche"

"Actualmente nosotros seguimos con el drama de mi hermano. Porque se hicieron muchas gestiones, se logró que a él lo llamaran desde el Hospital Carlos Van Buren para evaluarlo, donde dicen que sí califica para la cirugía, pero el tema es que la cirugía por el hospital público tiene un costo de 25 millones de pesos", explicó la mujer.

De acuerdo a lo anterior, expresó que "ese es el dolor que nosotros tenemos como familia, que nuestro hermano empeora y no tenemos de donde sacar 25 millones de pesos".

En relación con el diagnóstico de su hermano, indicó que "él tiene dos enfermedades; el síndrome de las piernas inquietas y un Parkinson muy avanzado, ya más de dos años. La gente que puede investigar de qué se trata el párkinson, se van a dar cuenta de la calidad de vida que tiene mi hermano".

"Y el síndrome de las piernas inquietas empeora la situación de él. Porque él no puede estar quieto, él necesita hierro. Hay que aplicarle hierro y eso tiene un costo muy alto también que no se la ha podido hacer por la situación económica que nosotros vivimos, los medicamentos también son caros, los que él toma y eso hace más compleja su enfermedad", sostuvo.

En este sentido, dejó en claro que Eduardo "no está nunca quieto, él grita toda la noche, todo el día está rígido, tiene que girar y dormir en el suelo, para él es terrible, para nosotros también verlo que no se puede acostar en una cama, verlo dormir dignamente".

"No duerme, si no duerme, él es súper dependiente, tiene que haber una o dos personas porque desde el suelo hay que levantarlo para subirlo a la silla de ruedas y él es peso muerto si está muy rígido, hace esfuerzo, pero usted comprenderá que para una mujer levantar 90 kilos... Es terrible", aseguró Rosa.

"Es un dolor gigante"

Acerca del diario vivir de su hermano, la mujer contó que "las 24 horas del día, tiene 20 minutos donde se para de la silla, es como que nunca hubiese estado enfermo, pero es como si usted le pusiera un cable, se para, se activa y después le saca el cable, hay que estar tirando al suelo porque se tiene que girar".

"El dolor que siente en la espalda es muy grande, no sabe si es un bicho que tiene que le duele, si le pica, sólo lo hace gritar", manifestó.

Rosa agregó que "es un dolor gigante, lo que le contaba la otra vez, mi papá se fue hace tres meses esperando que su hijo se mejorara, mi mamá también postrada, entonces hacerse cargo de mi hermano no es fácil, porque uno también tiene que trabajar y anda como 'zombi', al otro día hay que manejar, responder en su trabajo".

Leer más de