Meganoticias Prime

"Una enfermedad terrible": Abuelo de 81 años vence al coronavirus tras 180 días hospitalizado

  • Por Meganoticias

No le tomó importancia a los primeros síntomas de la enfermedad y pasó más de cinco meses hospitalizado a causa del coronavirus, cuatro de ellos conectado a ventilación mecánica. En total, 180 días luchando contra el covid-19 y al borde de la muerte.

Se trata de Jorge Paredes, un hombre de 81 años que todavía se está recuperando de las secuelas que dejó la epidemia en su cuerpo. Aún con dificultades, relata cómo fue este duro proceso para él y su familia.

¿Qué dijo?

Cuando cumplía el día número 20 de hospitalización, los médicos debieron realizarle una traqueotomía. Posteriormente, estuvo en coma inducido y despertó en octubre. Durante más de cien días, su familia solo veía por fotos.

"No tenía idea de que estaba vivo aún gracias a los médicos. Tuve mucho sueño, como que anduve en muchas clínicas", recuerda Jorge.

Sobre el inicio de la tragedia, su hija María Teresa Paredes relata: "Mi padre entró muy grave, le dio un paro cardiorrespiratorio y lo entubaron inmediatamente, apenas ingresó a la clínica".

Su familia también tuvo covid

María Inés Morales lleva 50 años de matrimonio con Jorge. Ella también se contagió de coronavirus, pero los síntomas apenas duraron un par de días. Una situación muy diferente a la de su esposo.

"Un día nos llamaron como a las 10 de la mañana y nos dijeron que al viejo le había dado un ataque al corazón. Yo me quería morir", cuenta la mujer.

Jorge y María Inés viven con una de sus hijas, quien trabaja en un consultorio de Pedro Aguirre Cerda y que también arrojó positivo por coronavirus, al igual que su bebé de tan solo meses de vida.

Meses de tristeza

Como la familia estaba contagiada, no podían abandonar su hogar. Por lo mismo, tampoco podían visitar a Jorge. Fueron meses de tristeza, en los que vivieron en carne propia los estragos del coronavirus.

"Si ustedes se cuidan, protegen al resto que está a su alrededor. Es lo que más les pido, porque nosotros como familia lo pasamos muy mal teniendo a nuestro papá en la clínica. Pudo ser uno más de los que ya no están acá", sostiene María Teresa.

Dado de alta en diciembre

Después de 180 días de hospitalización, hoy Jorge está en su casa. Fue dado de alta el pasado 4 de diciembre y pasó las fiestas de fin de año acompañado de toda su familia.

"No me di cuenta que estaba tan mal. Por eso le pido a las personas, a todo el mundo que se cuide, es una enfermedad terrible", concluye el hombre.

Ver cobertura completa