Familia busca justicia para su hija por caso de violencia obstétrica que la dejó con secuelas Facebook

Familia busca justicia para su hija por caso de violencia obstétrica que la dejó con secuelas

  • Por Meganoticias

Rafaela cumplió un año en medio de tratamientos y cirugías debido a las graves secuelas que le dejó la violencia obstétrica sufrida durante el parto. Su familia, a través de una campaña en redes sociales y de una querella en contra del médico tratante, decidieron buscar justicia.

Laura Sepúlveda, madre de la pequeña, relató a Meganoticias que durante su embarazo nunca presentó problemas hasta que llegó el momento del parto en la Clínica Dávila. Con 36 semanas y con contracciones, el médico decidió iniciar el procedimiento.

"Acostada con las piernas amarradas, el doctor saca unos implementos y yo diciendo 'por favor pónganme anestesia' y me empieza a poner las tenazas y (yo) sintiendo todo", recordó Laura.

La situación generó una complicación médica, ya que Laura le habría solicitado al doctor que le hiciera una cesárea, sin embargo, este no la escuchó. De esta manera, el profesional continuó con el uso de fórceps.

Así, Rafaela nació a las 12:30 de la noche del 1 de noviembre de 2019, sin signos vitales siendo reanimada en el mismo pabellón durante 15 minutos.

"La mató en el parto"

Su padre, Luis Véliz, a quien se le impidió ingresar a la sala de parto, sostuvo que "fue tanto el daño provocado, fue tanta la violencia con que este tipo la trató, que le provocó primero una asfixia severa a mi hija, le provocó un infarto cerebral, y una fractura múltiple de cráneo. Le destrozó el cráneo con los fórceps".

"La dejó enferma, la dejó ciega. La mató en el parto. Entonces imagínate el sufrimiento, seis meses hospitalizada, intubada, haciéndole miles de exámenes, craneotomía, pinchándola por todas partes y nosotros seis meses viéndola cómo sufría ella", señaló la madre.

“Todos los doctores, los neonatólogos, nos decían que Rafaela en cualquier momento se iba a morir. Nos hicieron despedirnos de ella tres veces. Siempre le dijimos a la Rafita que si tenía que irse que se fuera, que nosotros la amábamos, pero que si se quería quedar, que la íbamos a cuidar toda la vida. Nuestra chiquitita se quiso quedar con nosotros”, expresó la mujer.

Pese a que Rafaela continúa con constantes cirugías y que va a necesitar medicamentos de por vida, Luis aseguró que “la vamos a hacer feliz, esa es nuestra meta, pero no vamos a olvidar nunca lo que pasó. O sea el responsable absoluto del estado de mi hija es Jaime Roa Burgos. Él fue responsable y tiene que pagar".

Querella por lesiones graves 

Marisa Navarrete, abogada del caso de Rafaela Véliz, explicó que "el médico pasó por encima de la voluntad de su propia paciente. Entonces aquí hay muchas infracciones, primero a los derechos de la mujer, y luego a los derechos de esa pequeña mujer que nació, nació muerta, y gracias a otros médicos fue reanimada y pudo sobrevivir".

"Siendo advertido, teniendo los conocimientos además para suponer de un riesgo de muerte, la niña nació muerta, puede sobrevenir y a pesar de eso permanece en la actuación que él realizó, lo que significa eso es que acepta un probable resultado y aún así decide continuar con su conduta. Eso es lo que transforma la negligencia en una conducta dolosa y la conducta dolosa hace que el delito sea más grave", añadió.

Debido a lo sucedido, la familia presentó una querella en contra del ginecólogo Jaime Roa Burgos por lesiones graves gravísimas, aunque después de un año de iniciada la acción judicial, el Ministerio Público aún no toma las primeras declaraciones.

En tanto la Fiscalía Centro Norte dijo que está a la espera del informe pericial del Servicio Médico Legal para decretar nuevas diligencias.

Clínica Dávila

Desde la Clínica Dávila, a través de un comunicado indicaron que “este ha sido un caso sumamente doloroso para nuestra institución. Por ello, desde el inicio hemos estado en permanente colaboración y contacto con la familia Véliz Sepúlveda apoyándolos y solidarizando con ellos en estos difíciles momentos”.

“Rectificamos nuestro compromiso con la salud en general y de manera particular con la salud materno-infantil, aplicando de forma irrestricta los protocolos y guías clínicas internacionales en cada uno de los procedimientos como siempre lo hemos hecho”, expresaron.

Campaña en redes sociales

Además, a través de redes sociales la familia inició una campaña con el hashtag #justiciapararafa y además, crearon en Facebook la página Justicia para Rafa, con lo cual buscan apoyo para exigir justicia.