Vivir con dos horas de agua al día: Los devastadores efectos de la sequía en Rungue

Vivir con dos horas de agua al día: Los devastadores efectos de la sequía en Rungue

  • Por Meganoticias

¿Qué pasó?

Vivir con solo dos horas de agua potable al día. Esa es la realidad de Rungue, poblado ubicado solo a unos kilómetros al norte de Santiago y que atraviesa por una grave sequía que ya se extiende por más de una década sin ninguna solución para sus habitantes.

Dos horas de agua al día

Tras años de sequía los habitantes del poblado perteneciente a la comuna de Tiltil han debido ingeniárselas para poder sobrevivir sin un acceso garantizado al vital elemento. El problema se arrastra por años, pero a pesar del conocimiento por parte de las autoridades, nunca se ha entregado una solución definitiva.

"Nosotros hoy día contamos con un servicio de APR, que es Agua Potable Rural, que está siendo abastecida solamente por camiones aljibes, esta situación se vive hace aproximadamente 12 años. En algún momento nosotros nos abastecíamos con drenes que eran propios y que hoy día esos drenes ya están secos", explica Leandro Astullido, vecino de Rungue.

Con la continua falta de agua en la zona las autoridades han impuesto una serie de medidas restrictivas para la comunidad, como por ejemplo la prohibición de llenar piscinas o lavar autos a riesgo de recibir una multa.

La captación del agua de las lavadoras es alguna de las soluciones que han encontrado los vecinos de la localidad para poder por ejemplo utilizar agua para otras actividades como el riego de árboles y jardines.

"Mi esposo tuvo que hacer una excavación... y tuvo que invertir en un estanque y en una bomba para poder regar porque sino no se puede", dice Fabiola Jorquera.

Mala calidad del agua

Pero no solo la falta de agua es un problema en Rungue. Además, de la poca cantidad del suministro, según los vecinos, este tampoco sería de la calidad adecuada.

"Nadie de este pueblo puede tomarse esa agua, porque si yo saco un vaso de agua de la llave y la pongo a la luz sale toda sucia el agua, toda con tierra, entonces imagínese, estamos pagando, nos dan dos horas de agua al día, estamos pagando por un agua sucia y ni siquiera hay agua", dice Ingrid Araneda.

Debido a esta situación, los niños de la localidad tenían problemas estomacales y los vecinos optaron por comenzar a hervir el agua o a comprar agua embotellada para el consumo.

Una solución que no llega

Desde el Gobierno la situación de Rungue es conocida hace años, pero a pesar de esto la solución a la falta de agua no ha llegado en más de una década.

"Nos reunimos con los dirigentes de la localidad junto a autoridades locales, en donde como dirección levantamos los primeros antecedentes para poder realizar cuanto antes una evaluación técnica del sistema, que pueda establecer un balance entre las cantidades de agua entregadas a la comunidad y su actual demanda", comentó la directora de Obras Hidráulicas de la Región Metropolitana, Paula Marín.

Un avance que los vecinos del poblado esperan que pueda significar una solución definitiva a los problemas con el agua que Rungue arrastra por años.

Ver cobertura completa