En Chile botamos 3 mil 700 millones de kilos de comida cada año a la basura Agencia UNO

En Chile botamos 3 mil 700 millones de kilos de comida cada año a la basura

  • Por María Soledad Videla

Seguir

Guardar

Guardada

¿Qué pasó?

Cada chileno bota a la basura 220 kilos de comida cada año en promedio. Por ejemplo, desperdiciamos más de 63 kilos de pan por familia, lo que equivale al 16,7% del consumo nacional de nuestro alimento favorito. Según cifras de ODEPA, El 95% de las personas acumula comida en mal estado en el refrigerador y 26% compra más de lo que se puede comer.

Si adoptáramos buenas prácticas de consumo podríamos ahorrar 200 mil pesos cada año. Los malos hábitos, en todo caso, no son patrimonio local. En el mundo, un tercio de la comida va a parar a vertederos.

Este tema y otros relacionados con la agricultura serán abordados en la Expo Chile Agrícola el 26 y 28 de agosto en el Mercado Mayorista Lo Valledor, en Santiago, que organiza el Ministerio de Agricultura a través de la Fundación de Comunicaciones, Capacitación y Cultura del Agro (FUCOA), y que reunirá a los 12 servicios dependientes del ministerio y a diversas instituciones públicas, privadas y empresas ligadas al agro.

Recomendaciones

Expertos entregan algunas recomendaciones para reducir el volumen de comida desperdiciada:

  • Compra realmente la cantidad de alimentos que necesitas.
  • Mantén la puerta del refrigerador abierta el menos tiempo posible, así conservas el frío y el estado de tus alimentos.
  • No guardes la comida cuando aún esté caliente, ya que el alimento se descompone con mayor facilidad.
  • Al guardar comida debe guardarse en envases herméticos para evitar la contaminación cruzada.
  • Almacena los alimentos según sus condiciones de frío, calor, y en un lugar seco.
  • Rota los alimentos, pon delante lo comprado anteriormente y detrás lo nuevos.
  • No realice las compras de alimentos con hambre. Es mejor ir después de haber comido, así disminuyen las compras de productos que muchas veces no son necesarios y que no serán utilizados de manera inmediata.
  • Utilizar productos estéticamente menos atractivos, sea por su forma o tamaño, es una buena alternativa para evitar desperdicios de alimentos.
  • Mantenga un listado de los alimentos que se van acabando en su cocina para priorizarlos en la próxima compra.
  • Posterior a la compra es necesario almacenar los alimentos de acuerdo con si se trata de productos frescos, congelados o refrigerados. Es importante mantener el menor tiempo posible a temperatura ambiente, desde la compra, aquellos alimentos que se deben congelar o refrigerar.
  • Si tienes una lechuga deshidratada o lacia, ponla en agua y estará como nueva.
  • Si tienes pan duro, mójalo y ponlo en el horno. ¡Queda como nuevo!
  • Haz nuevas recetas con los alimentos que quedan de los almuerzos o cenas.
  • Si cocinaste mucho… ¡congela! ahorras trabajo esos días sin ánimo.
  • Revisar los alimentos disponibles: Es indispensable que se revise la despensa y el refrigerador en el hogar para identificar los alimentos que hacen falta y así se evitan las compras en exceso
  • Planificar el Menú: Esta actividad consiste en diseñar las comidas que se prepararán a partir de los productos disponibles en la casa y de aquellos que debieran comprarse
Compartir

Temas de esta nota