Agencia Uno

Tito Rivera sobre acusación de Daniel Rojas: "Parece gozar con las fantasías sexuales que relata"

  • Por Claudia Garrido

Este lunes el sacerdote Tito Rivera declaró públicamente sobre las acusaciones de abuso sexual y violación en su contra, especialmente la presentada ante la justicia ordinaria por hechos ocurridos en la catedral de Santiago.

En ese contexto, señaló que “existe una realidad de pecado que es indesmentible y que se vive al interior de la iglesia por estos dÍas, no reconocerlo es taparse los ojos con las dos manos”.

Refiriéndose específicamente a su denunciante, expuso que “la forma en que el señor (Daniel) Rojas ha llevado su denuncia, querella y demanda por indemnización de perjuicios, más me parece un montaje con fines de lucro ilegítimo”.

Él parece gozar con las fantasías sexuales que relata. Afirma que sabía todo lo que pasaba en la pieza de arriba, refiriéndose a una dependencia que no es de acceso público, en circunstancias que siendo una dependencia privada, no podría haber estado allí ni observar lo que ocurría en su interior y que, sin embargo, afirma tan tajantemente en los relatos que hemos escuchado”, indicó.

MIRA TAMBIÉN: Denunciante de violación en la Catedral: "Yo no quiero lucrar con esto, solo quiero la verdad y que se haga justicia"

Sobre la acusación en su contra, añadió que “nunca imaginé que ayudarlo con la mejor de mis intenciones iba a servir para crear esta tremenda maquinación. Sólo omitió tratarme de traficante de drogas cuando afirmó falazmente que le serví un vaso de agua que habría contenido droga”.

Al interior de la iglesia existe un número considerable de homosexualidad (...) Pero esta realidad en sí misma no está relacionada con la crisis moral de la iglesia”, expresó Rivera.

Incluso indicó que "se han dado porcentajes acerca de la homosexualidad dentro de la iglesia, mis declaraciones se refirieron al círculo en que me he movido y de mí mismo, pero urge detectar qué porcentaje de nuestros ministros es pedófilo y dilapidadores".  

Además, reiteró que se siente abandonado por sus pares y superiores tras cuestionamientos.