Foto referencial / Agencia Uno

Desigualdad en Chile: El 1% más adinerado se quedó con el 26% de la riqueza del país

  • Por Claudio Arce

Guardar

Guardada

Agencia Uno

Chile mantuvo sus altos niveles de desigualdad, según reveló la nueva edición del informe Panorama Social de América Latina, elaborado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

El reporte hace una radiografía regional para analizar la evolución de la pobreza, gasto e inclusión social en el subcontinente.

MIRA TAMBIÉN: Santiago sin parques: La desigualdad de las comunas sin verde

En 2017, el 50% de los hogares de menores ingresos accedió al 2,1% de la riqueza neta del país, mientras que el 10% concentró un 66,5% del total y el 1% más adinerado se quedó con el 26,5% de la riqueza.

Medido por el Índice de Gini, en el que cero representa perfecta igualdad y 1 es total inequidad, Chile registró 0,45 en 2017.

El promedio simple de 18 países de América Latina bajó de 0,54 en 2002 a 0,46 en 2017.

Sin embargo, el ritmo de reducción se desaceleró en los años recientes, pese al rol de los sistemas de protección social.

Tras conocer las cifras, el economista y ex tesorero de la República, Hernan Frigolett, señaló que el lento retroceso de la desigualdad se explica por el bajo crecimiento económico en la región.

“La economía sigue siendo muy concentrada…el crecimiento económico en todas las zonas latinoamericanas fue extremadamente bajo”, argumentó.

La Cepal también constató que la pobreza cayó tres puntos porcentuales en Chile, entre 2016 y 2017, llegando a un 10,7%, la segunda cifra más baja de la región, después de Uruguay, con 2,7 puntos.

Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la entidad, explicó que en Chile la reducción de pobreza se debió a mayores medidas para la protección social.

“(Chile) Ha hecho mucho énfasis en capacitación e incentivos laborales…sobre todo en materias de protección social”, dijo.

La pobreza en América Latina se mantuvo estable en 2017, pero aumentó en un 0,3% la pobreza extrema, alcanzando su nivel más alto en el último siglo.

En Chile, este fenómeno disminuyó 3 puntos, entre el 2015 y 2017, ubicándose en 2,3%, lo que equivale a un total de 412.839 personas.

Compartir