Fernando Candia y Felipe Osiadacz / Redes Sociales.

Chilenos presos en Malasia estarían a días de enfrentar un juicio que los podría llevar a la horca

  • Por Juan Fernández

A poco más de una semana para que se cumpla un año desde que los chilenos Fernando Candia y Felipe Osiadacz fueran detenidos el 4 de agosto de 2017 en Malasia, por su participación en un hecho que terminó con un ciudadano malasio fallecido, ambos jóvenes nacionales estarían a punto de ser juzgados.

Es que según las últimas informaciones, el juicio se llevaría a cabo en agosto, una instancia donde Candia y Osiadacz podrían ser condenados a la pena de muerte en la horca.

Por lo mismo, el Gobierno chileno ha trabajado sigilosamente con la fiscalía de Malasia, por medio del ministerio de Relaciones Exteriores y con el apoyo de distintos parlamentarios chilenos, para evitar que sean condenados a la pena capital.

MIRA TAMBIÉN: Defensa de jóvenes chilenos presos en Malasia apelaría a la "legítima defensa" para evitar pena de muerte

Para ello es necesario que la fiscalía modifique los cargos de homicidio culposo a homicidio negligente, aunque en aquel caso de todas maneras los chilenos serían condenados a cadena perpetua.

Eso sí, las tratativas que se llevan a cabo por parte de las autoridades nacionales no sólo buscarían que los chilenos no sean condenados a muerte, sino que puedan ser declarados inocentes apelando a la legítima defensa o, en su defecto, que tengan que cumplir cualquier eventual pena en suelo nacional.