Embalse La Paloma / Agencia Uno

Santiago vive su año más seco en cincuenta años

  • Por Paolo Cordero

La ciudad de Santiago vive el otoño más seco en los últimos 54 años considerando como fecha para la medición el 21 de mayo.

A la fecha los 1,7 milímetros de agua recibida es comparable a los 0,4 mm caídos en 1962 o los 1,3 milímetros de 1964. este escenario convierte el año 2018 en el tercer con menos lluvia acumulada desde 1950. más preocupante aún es el dato que de los cinco años más secos, tres se han registrado en la última década.

En conversación con La Tercera Gianfranco Marcone dice que es hora de empezar a acostumbrarnos a este clima más seco, “Si miramos un contexto muy amplio y en 50 años más miramos hacia atrás, veremos un clima más seco, pero no se puede descartar que en ese periodo haya años buenos en cuanto a lluvias”.

Nota

Asimismo indica que estamos en una etapa neutra en la que deberíamos esperar un poco más de lluvias, pero la retirada del fenómeno de “La Niña” enfrió las aguas del pacífico generando menos evaporación, por ende menos nubes y consigo menos lluvias.

El investigador del Centro de Ciencia del Clima y la Resiliencia (CR2) de la U. de Chile, Juan Pablo Boisier declaró al periódico que no es fácil saber si el déficit pluvial se debe al cambio climático. “Si es cambio climático se debe analizar en el largo plazo. Siempre hay que tener cuidado, porque hay un componente de variabilidad natural. El agua acumulada a mayo está asociada a uno, dos o tres frentes. Entonces, que no haya llegado solo uno, no es tan raro. La diferencia entre 2 mm de agua caída y 10 mm a la fecha, entre un año y otro, no es tanta” indicó.