MegadenunciasEscríbenos aquí
Ampuero tras término de alegatos de Chile ante La Haya:

Ampuero tras término de alegatos de Chile ante La Haya: "El caso de Bolivia es un artilugio"

  • Por María Ignacia Pentz

La mañana de este viernes, se desarrolló la segunda y última jornada de presentación de alegatos orales por parte delegación chilena ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de la La Haya, en el marco de la demanda marítima de Bolivia. 

Tras esto, el canciller Roberto Ampuero se refirió a los argumentos expuestos por el equipo jurídico, sosteniendo que "lo que ha hecho Chile es desarticular por completo los planteamientos de Bolivia. Chile desmostró con mucha vehemencia y claridad que los argumentos bolivianos son incompletos, estaban descontextualizados y no reflejaban en toda dimensión la realidad histórica".

Además, Ampuero agregó que "nosotros planteamos nuestros argumentos con evidencias claras e incontrastables". 

CINCO PUNTOS 

El ministro de Relaciones Exteriores de nuestro país, además, enumeró cinco puntos respecto del caso presentado por el país vecino.

Primero, indicó que "el caso de Bolivia es un artilugio", sosteniendo que "el verdadero motivo por el cual Bolivia ha demandado a Chile no se basa en un supuesto incumplimiento de reponsabilidades de parte de Chile, sino que se basa en la Constitución boliviana que obliga a sus gobernantes a desconocer tratados como el de 1904". 

Segundo, planteó que "es inconsistente, es contradictorio", argumentando que "algunos de sus abogados solamente piden sentarse a la mesa para negociar con Chile, otros, sin embargo, exigen territorio chileno". 

Tercero, aseguró que "carece de fundamente jurídico", ya que el el país altiplánico "no ha sido capaz de mostrar un solo documento donde quede establecido que Chile está obligado a negociar y a entregar soberanía". 

Luego, que "pone en riesgo la intangibilidad de las fronteras" y, finalmente, que "el caso de Bolivia es injusto". 

Nota

Este último punto lo sostuvo diciendo que "Chile siempre ha demostrado ser un buen vecino y ha estado siempre dispuesto a escuchar las aspiraciones de Bolivia. Sin embargo, sentarse a escuchar las aspiraciones de un país vecino no implica que uno esté obligado a aceptar todas aquellas aspiraciones, demandas, planteamientos. No significa, además, que uno esté obligado a cumplir aquello".  

Ampuero terminó su declaración invitando a Bolivia a "a reconocer, valorar y respetar el Tratado de 1904 y no a intentar modificar los límites que están regidos por ese tratado" y haciendo un llamado al gobierno a "aceptar las realidades de la política, a aceptar la historia y a mirar hacia el futuro, pero siempre teniendo en cuenta que el Tratado de 1904 es lo que rige nuestras relaciones".