Reuters

Reclusa emociona al Papa Francisco durante su visita en la cárcel de mujeres

  • Por Claudio Lara

REVISA EL ESPECIAL DE FRANCISCO EN CHILE

Este martes, el Papa Francisco visitó el Centro Penitenciario Femenino de Santiago, recinto en el cual compartió con los hijos de las internas y escuchó dos emotivos discursos.

El primero corrió por parte de la capellana de la cárcel, Nelly León, quien aprovechó la visita del pontífice para criticar el sistema. "Lamentablemente en Chile, se encarcela la pobreza", dijo.

Pero el punto más emocionante de la jornada corrió por parte de la joven Janet Zurita, reclusa del recinto carcelario que emitió un sentido relato. "Este lugar es muy ingrato. No cualquier persona llega acá. Se sufre y aún más fuerte es el dolor por estar lejos de los hijos", dijo.

"Entendemos que por nuestras malas decisiones, arrastramos a nuestros hijos a vivir presos. Aquí en la cárcel he sido testigo de dolor de muchas de mis compañeras al enterarse que han abusados de sus hijos y otros los han matado", agregó una emocionada muchacha.

Pero el punto que más llamó la atención en el pontífice vino cuando Janet señaló que "Papa Francisco, pedimos perdón a los que hemos herido con nuestro delito. Sabemos que Dios nos perdona. Pero también pedimos perdón a la sociedad".

"Le pido en nombre de todas las privadas de libertad que ore por nuestros hijos. Que le pida a Dios que tenga misericordia con todos ellos, porque están pagando una condena que nosotras les dimos", cerró.