Estudiante víctima de bullying cae del cuarto piso de su colegio: sospechan que fue empujada por sus compañeros

  • Por Meganoticias

Luhana, una estudiante de 12 años, lucha por su vida tras caer desde el cuarto piso de su colegio Saco Oliveros, en Ate-Vitarte, Lima, Perú. La niña, víctima de bullying por parte de sus compañeros de clase, presentó fractura de columna, pelvis y fémur, además de contusión pulmonar.

Con el incidente, su familia accedió a un chat de WhatsApp y descubrió que la adolescente recibía burlas constantes por su talla, su peso y su cabello. El padre, Jaime Carbajal, sospecha que la niña fue empujada por otros estudiantes de la institución en la sede Salamanca, relató La República.

“Cada vez que llegaba del colegio, llegaba con mal humor; y yo le decía ‘¿Qué te sucede?’. Y me decía ‘Estoy cansada, quiero dormir’; y al día siguiente no quería ir al colegio”, contó el progenitor a los medios de comunicación.

Aseguró que Luhana le decía a sus amigos que estaba “harta” de la situación de bullying que vivía en el colegio, reseñó el portal RPP. “Ella manifiesta: ‘Estoy harta que hablen mal de mí, estoy harta que se burlen. Me corto el cabello y lo ven feo’. Se burlan de su talla, de su peso, de todo”, añadió.

¿Cayó del cuarto piso, la empujaron o se lanzó?

El hombre encontró en el celular una nota de despedida que su única hija envió a sus amigos el 22 de octubre, tres días antes del accidente, relató Infabae. “No pude acceder porque tiene clave, pero salía en el título ‘quizás esté muerta para esta fecha’”, dijo.

Quiero saber si mi hija se lanzó, si la empujaron o si se ha caído”, dijo el hombre desconcertado por lo sucedido, mientras las investigaciones sobre la estudiante que cayó del cuarto piso avanzan. “He pedido las cámaras, pero me dicen en el colegio que no hay”.

Luhana habría pedido permiso para ir al baño a eso de las 11 de la mañana. Aparentemente, nunca fue a esa área y luego cayó desde el cuarto piso.

“En vez de preocuparse por el estado de salud de mi hija, el colegio ahorita está pensando en cómo defenderse y cómo utilizar sus estrategias de defensa para limpiar su nombre. Mi hija está a punto de morirse (…) Me han dicho que necesita múltiples cirugías porque tiene fractura en su columna, su pelvis está destrozada”, declaró el padre de la víctima.

Además, aseveró que el director de la escuela, Dennis Barboza, “nunca dio la cara; cuando yo fui a reclamar, se escondió”. Sostuvo que los maestros conocían la situación de acoso y no hicieron nada al respecto.

El colegio Saco Oliveros emitió un comunicado en el que aseguran que la cursante de primer año de secundaria recibió atención oportuna y que además la institución se ocupa de cubrir las necesidades económicas y gestiones administrativas requeridas para el caso.

La niña fue recluida en el hospital Guillermo Almenara, donde finalmente el 28 se le realizó una intervención quirúrgica que duró nueve horas, recogió Infobae. Se recupera en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).