Debutaba en su equipo, su mamá fue a verlo y lo expulsaron a segundos de ingresar a la cancha

  • Por Ana María Lizana

Shoya Nakajima es un jugador japonés de 28 años que, tras años de mala racha, debutaba por fin en los primeros equipos de la liga de Turquía. Su madre fue a verlo, sin embargo, nada fue como esperaban.

Lo expulsaron a segundos de entrar

El japonés realizaba su debut como delantero del Antalyaspor de la Superliga de Turquía, en el partido contra el Adana Demirspor, donde invitó a su madre a verlo jugar.

Estando en la banca de suplentes, fue llamado a los 13 minutos del segundo tiempo. Con dos goles en contra, el director técnico del equipo turco, pretendía cambiar el rumbo del marcador con Nakajima.

Al momento de anunciar su entrada, en la televisión turca se encargaron de enfocar al jugador, quien se mostró bastante animado, como también a su madre y hermanos en la tribuna.

Sin embargo, apenas duró 15 segundos en el campo. Shoya entró y golpeó violentamente a un jugador del equipo contrario.

Fue en ese momento, que el árbitro tomó la determinación mostrarle tarjeta amarilla. Sin embargo, con la revisión del VAR, esta se transformó en roja directa.

Su madre desconsolada

Ante esta acción, el jugador se retiró con evidente frustración. Las cámaras, como era de esperarse, enfocaron a su madre desconsolada y tapándose el rostro.

Cabe señalar que Nakajima desde 2019 que llevaba una mala racha en el fútbol, siendo incluso descartado de la selección japonesa.

Antes de llegar al equipo turco, estuvo en el Portimonense de la liga portuguesa, para luego ser traspasado al equipo de Turquía ante su buen desempeño.

Todo sobre Mundo

Leer más de