Un hombre murió de un paro cardiaco tras recibir un diagnóstico erróneo en el Reino Unido. Televisa

Tuvo tos durante dos años, los médicos creyeron que no era grave y terminó muriendo de forma repentina

  • Por Diego Alonzo

Jason Da Costa era un feliz esposo y padre de cuatro hijos. Sin embargo, tuvo un abrupto final después de sufrir un ataque cardíaco en al interior de su casa ubicada en Reino Unido.

El hombre había ido al doctor anteriormente por una tos que llevaba sufriendo hace dos años, pero los doctores creyeron que no se trataba de algo grave y que era provocada, según ellos, por un "escurrimiento nasal persistente" que pasaba hacia su garganta.

Tras recibir este diagnóstico, el paciente volvió a su hogar, pero en mayo del 2020, sufrió el paro cardíaco, por lo que debió ser trasladado de urgencia a un hospital, informa Televisa.

La muerte del hombre

Madeline Da Costa, hija de Jason, explicó que el episodio "pasó de la noche a la mañana. Estaba bien, había planeado salir a andar en bici y entonces me llamó su esposa a las 5 de la mañana para decirme que una ambulancia se lo había llevado porque tenía un ataque cardíaco".

En un principio, los especialistas le dijeron a la familia que el hombre sería sometido a una operación y que saldría "en una hora", pero no fue así, ya que no logró aguantar y falleció.

El verdadero diagnóstico

Tras su deceso, la hija del hombre manifestó que "él era un hombre activo, no iba al gimnasio todo el tiempo ni nada, pero disfrutaba andar en bici y acampar".

 

Televisa

 

En tanto, los exámenes terminaron por demostrar que Jason no padecía de "escurrimiento nasal persistente", como le habían dicho los doctores, sino que de una condición cardíaca no diagnosticada.

Al día de hoy, Madeline recauda fondos para una fundación y, además, busca crear conciencia acerca de la importancia de recibir un diagnóstico correcto ante este tipo de situaciones.

Leer más de