Unsplash / Imagen referencial

"No quieres ver esto, ¡Solo llama a la policía!": El desgarrador mensaje de madre que mató a su hijo de dos años

  • Por Julieta Garagay

Una mujer asfixió a su hijo de dos años con una bolsa de plástico antes de intentar quitarse la vida en la ciudad de Guisborough, en Inglaterra.

Carol Hodgson, madre del pequeño Daniel Hodgson Green, dejó una nota a su madre en el lugar del crimen, su casa en Upper Garth Gardens. En el mensaje pedía perdón y decía: "no quieres ver esto"

Este viernes 15 de julio, Carol Hodgson se declaró culpable del asesinato de su hijo, consumado el 2 de febrero de este año. Fue sentenciada a cadena perpetua y cumplirá un mínimo de 18 años y cuatro meses de prisión, según consigna el medio británico BBC News.

"No quieres ver esto"

El día en que sucedieron los hechos, Carol Hodgson (39 años) debía comparecer ante el tribunal de familia ya que el padre de Daniel, Stefan Green, había solicitado la custodia compartida. La madre de Carol la encontró en su casa y le realizó RCP hasta que llegaron los paramédicos y trataron de salvarla. Daniel Hodgson fue encontrado asfixiado junto a su madre. 

La mujer también encontró una nota dejada en el pasillo de la casa por Carol y dirigida a ella, que decía: "Mamá, lo lamento. No quieres ver esto, ¡Solo llama a la policía! Me fui, me fui". Lo siento mucho. Te amo". 

Sentencia a cadena perpetua

A pesar de declararse culpable ante el Tribunal de la Corona de Teesside, Hodgson nunca reveló a la policía cómo murió su hijo, aunque la patóloga forense Louise Mulcahy dijo al tribunal que es probable que Daniel se asfixiara con una bolsa de plástico de una aspiradora, que también se encontró en la cama.

El juez Paul Watson, que la condenó a un mínimo de 18 años y cuatro meses, dijo que había sido un asesinato premeditado y no realizado "en el calor del momento". 

Watson agregó que Hodgson había matado deliberadamente a Daniel y luego intentó quitarse la vida, lo que sólo se evitó cuando su propia madre llegó a la casa y dio la alarma.

El juez describió el asesinato como "un crimen horrible y verdaderamente atroz".

Todo sobre Reino Unido