Muere a los 20 años el niño más alérgico del mundo. Mirror

La historia del niño más alérgico del mundo que murió a los 20 años: "Siempre lo llamé mi pequeño luchador"

  • Por Diego Alonzo

"Era un niño muy feliz en su juventud", manifestó Kelly Thornton, madre de Paul Braithwaite, considerado el niño "más alérgico del mundo", que murió a los 20 años. El joven se había convertido en el único británico en ser diagnosticado con una particular enfermedad.

Paul padecía de gastroenteropatía eosinofílica, una rara condición que le provocaba vómitos y erupciones en su cuerpo cada vez que entraba en contacto con la luz solar, el pasto, la tela y los animales, informa Mirror.

Un medicamento que le recetaron los médicos le permitió sobrellevar su diagnóstico, aunque le generó ciertos efectos secundarios, como por ejemplo, el retraso en su crecimiento, puesto que cuando murió parecía un niño de 11 años.

La reacción de su madre

La madre de Paul, devastada por su deceso, contó detalles acerca de su infancia y afirmó que "era un niño muy feliz en su juventud, pero se volvió más consciente de su enfermedad cuando se hizo mayor y comenzó a encerrarse en su habitación".

En este sentido, la mujer dejó en claro que su hijo "tenía necesidades tan complejas y estaba tan avergonzado por todo, que no quería que otros lo vieran".

 

Mirror

 

Respecto a su estado de salud, fue enfática en señalar que "en los últimos dos años, realmente comenzó a deteriorarse y esperaba mejorar lo suficiente como para tener un perro y comenzar a salir más. Sin embargo, eso nunca sucedió".

"Realmente era único"

En paralelo, la mujer contó una anécdota que ocurrió en 2012, cuando Paul fue a nadar con los delfines a Florida, Estados Unidos. Aquel fue uno de los últimos momentos en que pudieron aprovechar de salir, ya que entre las alergias y los medicamentos era difícil organizar esos panoramas.

 

Mirror

 

"Realmente era único, un personaje real. Siempre lo llamé mi 'pequeño luchador' porque también amaba la WWE", sostuvo Kelly.

Por último, la madre del joven aclaró que "no estoy haciendo frente a nada. Lo cuidé las 24 horas durante 20 años, éramos inseparables, permanecí a su lado continuamente".