TN

"Hoy lloramos de alegría": policía recibió 10 disparos y logró reaccionar tras un mes internado en un hospital

  • Por Nicolás Díaz Canales

El pasado 27 de mayo el policía Gabriel Sanabria (25) realizaba un control de rutina en la ciudad de Rosario, Argentina, cuando desde el vehículo que fiscalizaba cinco delincuentes le propinaron 10 disparos que lo dejaron en "estado crítico".

Tras pasar casi un mes internado en terapia intensiva, el joven policía mostró los primeros signos de evolución favorable luego de que sus médicos comenzaran a reducir los sedantes en su cuerpo.

De acuerdo a Andrea Becherucci, subdirectora del Hospital de Emergencia Clemente Álvarez (Heca), el oficial Sanabria ha comenzado a reaccionar y a respirar de a poco "por sus propios medios". Además, señaló que "intenta responder a alguna orden simple".

"Hoy lloramos de alegría"

El hermano del policía, Vicente Sanabria, relató a TN que el joven de 25 años abrió los ojos, le sonrió a su mamá y respondió con algunos gestos cuando le hablaron.

"Cuando llegamos hoy, nos encontramos con que estaba medio despierto. La vio a mi mamá, le contestaba y le hacía gestos... No habla por la traqueo, pero hace gestos y quiere hablar. Me reconoció, y cuando le preguntaba si me entendía, me decía que 'sí' con la cabeza", dijo.

"Hoy mi mamá volvió a ser mi mamá", agregó Vicente sobre la alegría que significó para su madre la recuperación de Gabriel.

Su padre en tanto, Fabián Sanabria, señaló emocionado que estaba "sin palabras, lo estábamos esperando todos. Un pueblo y todo un país. Hoy lloramos de alegría después de 28 días".

Las cinco personas que perpetraron el ataque en contra del oficial están detenidas. Según el informe policial, se trata de cuatro hombres y una mujer, entre ellos dos adolescentes de 16 y 17 años. Al detenerlos portaban ametralladoras y dos pistolas 9 milímetros.

Leer más de