Muere bebé de 5 meses tras el ataque de un ave cuando estaba en brazos de su madre Gofundme
  • Mundo

Muere bebé de 5 meses tras el ataque de un ave cuando estaba en brazos de su madre

  • Por Meganoticias

La bebé Mia, de tan sólo cinco meses, murió después de haber sido atacada por una urraca en Brisbane, ciudad de Australia. El trágico hecho se registró cuando la niña paseaba en brazos de su mamá Simone por el parque Glindemann, en Holland Park West.

Mia fue trasladada de inmediato al Hospital Infantil de Queensland, pero lamentablemente falleció debido a las lesiones que sufrió cuando su madre cayó al piso, señala una nota publicada por CNN en español.

"Los padres y los testigos hicieron un trabajo realmente fantástico. Nos hicieron llegar muy rápido y permitieron que la pequeña tuviera la mejor oportunidad posible", declaró en conferencia de prensa Tom Holland, un paramédico que acudió al lugar.

En una publicación en su cuenta de Twitter, el alcalde de Brisbane, Adrian Schrinner, señaló que el suceso causó conmoción en la ciudad de 1,25 millones de habitantes.

"La pérdida de Mia de cinco meses, en circunstancias tan trágicas, es algo que ha conmocionado a nuestra comunidad hasta la médula", escribió.

Padres conmocionados

Por su parte, los padres de la pequeña, Jacob y Simone, viven la tragedia rodeado de sus familiares.

"No hay palabras para describir la tortura que atraviesan Jacob y Simone. Una vida tan corta, mucho antes de lo que cualquiera de nosotros esperaba. Mia fue y será por siempre la luz de la vida de Jacob y Simone", reza el texto de la campaña Gofundme que abrieron para cubrir los gatos funerarios.

Citando al sitio web Magpie Alert, la cadena de noticias informa que se registraron 1.231 ataques de urracas en el estado de Queensland el año pasado.

En 2019, un hombre de 76 años que paseaba en bicicleta por Wollongong, una ciudad al sur de Sidney, sufrió un ataque de uno de esos pájaros, por lo que chocó con un poste. Pese a ser llevado a un hospital, falleció horas después.

Las urracas son una especie protegida en Australia, donde es ilegal matar al ave o sacar sus polluelos o huevos de la naturaleza. La especie, caracterizada por su pico blanco, al parecer se vuelve agresiva durante la época de cría.