Presidente de Colombia ofrece millonaria recompensa por denunciar vandalismo en protestas Reuters/AFP
  • Mundo

Presidente de Colombia ofrece millonaria recompensa por denunciar vandalismo en protestas

  • Por Meganoticias

El presidente de Colombia, Iván Duque, acorralado por las protestas en el marco de un estallido social, anunció una nueva estrategia en su lucha contra el vandalismo que contempla la persecución de aquellas personas que protagonicen actos de violencia en las manifestaciones.

El plan considera la creación de una línea de denuncia, un grupo de investigación y la entrega de millonarias recompensas para quienes entreguen información relevante.

“El vandalismo extremo y el terrorismo urbano que estamos observando se encuentra financiado y articulado por mafias del narcotráfico, como lo denunció el Fiscal General de la Nación. Para enfrentarlas, hemos diseñado una estrategia conjunta contra el vandalismo a nivel nacional, que ya está dando resultados”, dijo Duque.

“Para atender las denuncias de la ciudadanía se ha abierto una línea nacional telefónica a la que puede acceder cualquier ciudadano (323 272-9668). A través de esta línea ya hemos recibido más de 410 llamadas en Bogotá y más de 600 en Cali”, agregó.

Respecto a la recompensa, se trata de 10 millones de pesos colombianos, unos 1,8 millones de pesos chilenos.

Reclamos diversos

Lo que empezó como una manifestación pacífica el 28 de abril en rechazo a una reforma fiscal, retirada por el gobierno tras el rechazo social, se transformó en una de las mayores protestas contra el gobierno conservador desde que llegó al poder en 2018.

Los manifestantes reclaman, entre otras cosas, mejores condiciones en salud y educación, seguridad en las regiones y cese del abuso policial contra los manifestantes.

"La policía nos está atacando (...), nosotros no somos vándalos", denunció Natalia (36), sin dar su apellido, quien protestó en un grupo vestido de luto.

En la ciudad de Pereira (oeste), un líder de las manifestaciones fue asesinado a tiros y dos otras personas resultaron gravemente heridas durante un ataque grabado en video, al cerrar la jornada de protesta.

Aunque las movilizaciones han sido en su mayoría pacíficas, en algunas ciudades se tornaron violentas. Según cifras oficiales, hay al menos 24 muertos (23 manifestantes y un policía), 18 de ellos por herida de bala, 800 lesionados y 89 desaparecidos.

Organizaciones no gubernamentales (ONG) denunciaron por su lado que la policía ha disparado contra manifestantes y que hay más de 30 víctimas fatales.

Las autoridades también registran diez policías heridos de bala.

Miles de indígenas se sumaron en Cali (suroeste) a las protestas agitando sus bastones de mando y gritando "resistencia".

Músicos y artistas acompañaron una multitudinaria marcha en Medellín (noroeste) que terminó en plantón.

Condena internacional

La presión en las calles no cede, ante la vigilancia de la comunidad internacional que denunció ataques de policías contra civiles.

La ONU, La Unión Europea, Estados Unidos, Amnistía Internacional y Human Rights Watch llamaron a la calma y exigieron garantías al gobierno.

Según la ONG Reporteros sin Fronteras, hubo además 76 agresiones contra periodistas, diez de ellos lesionados por la fuerza pública.

Bogotá vivió una noche de tensión el martes. Una treintena de ciudadanos y 16 policías resultaron heridos tras choques con uniformados que dejaron 25 puestos policiales afectados, según la alcaldía local.

La violencia estalló también en Cali el lunes, dejando cinco muertos y una treintena de lesionados.

Según la fiscalía, detrás de los desmanes están disidencias de las FARC que se apartaron del acuerdo de paz firmado en 2016, el ELN, última guerrilla reconocida en Colombia, y bandas narco.

"Hemos visto hechos donde se les ha disparado con arma de fuego" a los policías, "eso no es una protesta, una actitud de esa naturaleza es criminal", dijo Duque en Blu Radio, a la vez que respaldó a la fuerza pública.

Con información de AFP