MegadenunciasEscríbenos aquí
Kiara murió producto de un herpes / Redes sociales
  • Mundo

"Nunca imaginé que un beso podría matar a mi bebé": El dolor de una madre tras perder a su hija

  • Por Rodrigo Miño

Un profundo dolor vive la familia de la pequeña Kiara Cummins, quien murió 14 días después de haber nacido, en la ciudad de Yorkshire de Inglaterra, producto de un herpes que habría adquirido por un beso.

Kelly Ineson y Thomas Cummins eran padres primerizos y esperaban con ansias el nacimiento de la menor, sin embargo, y por motivos que aún están investigando, su hija falleció a causa de una infección que con el paso de las horas se convirtió en una sepsis: respuesta inflamatoria del organismo ante una infección grave.

"Siempre fuimos muy cuidadosos y no dejamos acercarse a nadie que pareciera enfermo o que no se hubiese lavado las manos. Nos preguntamos si recordábamos a alguien que, con ampollas, la hubiese besado, pero no y nunca lo hubiésemos permitido", dijo la madre a Daily Mail.

Los médicos indujeron a la menor en un coma farmacológico, y le dijeron a los padres que en caso de que sobreviviera, habría una gran probabilidad de que terminara con daño cerebral.

"No hay información suficiente acerca de esta enfermedad, ni siquiera en los profesionales de la salud. Todo lo que quiero es que tanto padres como doctores se eduquen acerca del virus simple del herpes y lo devastador que puede ser", comentó.

Aún sin enteder lo sucedido, Kelly afirmó que repasó "cada detalle de lo que pasó una y otra vez, buscando con desesperación una respuesta a lo que sucedió, pero no creo que la encuentre, y eso es lo que me está matando. Los médicos nos dijeron que es muy probable que Kiara haya contraído el virus cuando alguien le dio un besó. Nunca, ni en mi peor pesadilla, me imaginé que un beso podría matar a mi bebé y no quiero que ningún otro padre tenga que atravesar por esto".