Analistas explican por qué los ataques de EEUU son un mensaje directo a Corea del Norte

Analistas explican por qué los ataques de EEUU son un mensaje directo a Corea del Norte

  • Por María Salinas Arias

Guardar

Guardada

El Ejército de Estados Unidos lanzó su más poderosa bomba no nuclear en Afganistán en contra del Estado Islámico. El explosivo GBU-43/B Massive Ordnance Air Blast Bomb (MOAB), "la madre de todas las bombas", fue desarrollado durante la guerra de Iraq y esta es la primera vez que se ha utilizado en batalla. 

Esta acción es una más de la "semana más bélica" de Donald Trump, la que se inció con un poderoso bombardeo en Siria luego de que el Pentágono acusara a Bashar Al-Assad del ataque químico que terminó con centenares de vidas en la provincia de Homs. Asimismo, el mismo Mandatario emplazó a Rusia y su Presidente, Vladimir Putin, a definirse y "dejar de proteger" a su aliado en Medio Oriente.

A este escenario se suma la inminente prueba nuclear que estaría preparando Corea del Norte y el rol que China espera tener en el concierto mundial luego de comprometerse a cooperar con la administración Trump. Con tantos actores en conflicto, ¿se podría hablar de un escenario propicio a una Tercera Guerra Mundial?

En Ahora Noticias Digital, Claudia Salas, conversó con el analista internacional de la Universidad de Chile, Gilberto Aranda, para explorar los reales alcances de esta nueva acción militar de Estados Unidos en menos de dos semanas, además de la tensión existente con Corea del Norte y el régimen de Kim Jong-Un. 

Por su parte,  Guillermo Holzmann, analista internacional, en conversación con AhoraNoticias.cl fue enfático en que señalar que "Donald Trump no está buscando la Tercera Guerra Mundial, ni tampoco lo está buscando Rusia ni China". "Trump se está escudando en el terrorismo, buscando el apoyo de las otras potencias, y el sancionar el uso del armamento químico o de destrucción masiva. Mientras se mantenga en esos parámetros, se mantiene en posición de fuerza, liderazgo y dominio, en una expresión de poder".

Para el analista, este ataque en Afganistán podría ser leído como una demostración de fuerza por parte de Estados Unidos. "Este ataque es una advertencia sobre lo que está Estados Unidos dispuesto a utilizar y cuál es el límite que se está poniendo... también que es una advertencia para Corea del Norte y hasta dónde quiere escalar Estados Unidos en su acción unilateral".

Foto: Reuters

"Todas las últimas acciones de Trump tienen algún tipo de conexión y van orientadas a posicionar a Estados Unidos como el líder mundial del punto de vista militar a partir de los intereses del país. En el caso de Corea del Norte, con el ataque a Siria con el Presidente de China en la Casa Blanca, más este ataque en Afganistán, es casi una estrategia de disuasión de lo que está dispuesto a hacer Estados Unidos", agregó Holzmann.

Similar es el punto de vista de Patricio Gajardo, analista internacional de la Universidad San Sebastián, quien enconversación con Ahora Noticias reflexionó que “Estados Unidos está claramente haciendo una demostración de fuerza, pero con un objetivo centro en su política interna. Con este ataque, Trump quiere demostrar que puede frenar a sus enemigos”.

“Desde que asumió el poder, Trump no muestra una política exterior coherente. En un comienzo quería acercarse a Rusia, pero la crisis en Siria los volvió a distanciar. Primero es una demostración de fuerza y en segundo lugar puede ser una prueba o ensayo antes de atacar a otro país”, añadió.

Nota

Para el especialista, esta acción se refleja en el estilo de Donald Trump: “Es una forma primitiva de decir que Estados Unidos es grande otra vez, lo hemos podido cumplir con el veto migratorio, no se ha podido avanzar con el Obama Care, no se ha podido construir el muro, pero sí estamos frenando a nuestros enemigos”.

Lo que queda ahora es esperar al fin de semana, momento en que se prevé Corea del Norte de muestra de su poderío bélico con motivo del "Día del Sol", festividad en que se conmemora el nacimiento del fundador norcoreano, Kim Il-sung.

Foto: Reuters

"En cada aniversario, Corea del Norte hace una demostración de su capacidad balística o nuclear. Es predecible que este aniversario sea simbólico, con una capacidad superior a lo que se ha visto en años anteriores. Ese potencial ensayo nuclear que se espera ver, va a tener más tecnología y más alcance, siendo una amenaza real para Japón y Corea del Sur, por lo que Estados Unidos necesitaba demostrar una capacidad de disuasión", indicó Holzmann.

En ese sentido, concluyó que "el punto culminante será este sábado respecto de lo que haga Corea del Norte. Esto será un antes y un después". 

Nota

En Ahora Noticias Digital, Claudia Salas conversó con el analista internacional de la Universidad de Chile, Gilberto Aranda, para explorar los reales alcances de esta nueva acción militar de Estados Unidos en menos de dos semanas. 

Compartir