¿Tengo estreñimiento? Esta es la frecuencia con la que deberías ir al baño

Evacuar, defecar, excretar, descargar el vientre, hacer caca o "del dos". No importa cómo lo digas, lo importante es que todos lo hacemos, aunque sea con diferentes niveles de frecuencia. 

Este es el proceso biológico con que tu cuerpo elimina todo aquello que no sirve de la digestión. 

 

Shutterstock

 

El estreñimiento es lo contrario, ocurre cuando no puedes defecar con la regularidad habitual, provocando incómodos malestares como hinchazón, náuseas, meteorismo, dolor de estómago y esa desagradable sensación de que quieres ir al baño, pero simplemente no puedes. 

Pero qué tan frecuentes deberían ser las visitas al W.C., y cuándo es considerado estreñimiento, son algunas de las preguntas que te podrías estar haciendo si es que estás luchando con tu sistema digestivo. 

¿Qué tan seguido tengo que ir?

Un estudio publicado el año 2010 en la revista científica Scandinavian Journal of Gastroenterology determinó que la mayoría de los participantes, el 98% de 268 personas de entre 18 y 70 años, tienen el hábito regular de ir al baño entre 3 veces a la semana y 3 ocasiones por día.

Si bien este estudio demuestra que existe una tendencia, esto no significa que sea lo "normal". De hecho, los expertos aseguran que no existe un número universal ideal, sino que cada persona tiene su propia regularidad. 

El Dr. Ashkan Farhadi, gastroenterólogo estadounidense, explicó a Insider que tus hábitos para defecar son considerados normales si es que cada vez que terminas sientes que vaciaste el estómago y si tu excremento tiene una consistencia sólida, no líquida (diarrea).

Según los expertos, más que contar la cantidad de veces, se debe estar atento a los cambios que tengas a tu rutina, ya que tu digestión depende de más factores que solo la digestión.

¿Cómo puedo ir más al baño?

Si sientes que has estado más constipado últimamente, existen ciertos cambios de hábitos que puedes implementar para mejorar el tránsito intestinal, los cuales son:

  1. La alimentación, alta en fibras, te ayudará a evitar tanto la constipación como la diarrea. 
  2. Toma suficiente líquido para estar bien hidratado. 
  3. Realiza actividad física regularmente para mantener activo el sistema.
  4. Evita el estrés o efectúa actividades que te ayuden a manejarlo. 
  5. Siempre limpia verduras y frutas antes de consumirlas, además preocúpate de cocinar bien los alimentos de origen animal, para evitar enfermedades.

Este artículo está diseñado para informar y no pretende dar consejos o soluciones médicas.

Consulte siempre a su doctor o especialista si tiene dudas sobre su salud o antes de iniciar un tratamiento.

Todo sobre Salud

Leer más de