Infecta más a quienes usan lentes de contacto: Este es el parásito que podría dejar ciega a una mujer estadounidense

  • Por Monserrat Saavedra

Tiffani Zeleny, una mujer del estado de Nebraska en Estados Unidos, está dedicando todos sus esfuerzos para salvar su ojo izquierdo, luego de ser infectado por un peligroso parásito.

Se trata de la Acanthamoeba, una especia de ameba libre que vive en grandes cuerpos de agua, aire y tierra.

El diagnóstico médico de Zeleny es una queratitis por Acanthamoeba, una dolorosa infección ocular por la que podría perder parcial o completamente la visión. 

Para que ocurra el "milagro" que le permita mantener la vista, Zeleny debe seguir un riguroso tratamiento médico por el que se aplica cerca de 70 gotas oftalmológicas a lo largo del día.

¿Qué es la Acanthamoeba?

Este tipo de parásito es una de las amebas más recurrentes en la naturaleza, debido a que son capaces de sobrevivir con poca comida y en situaciones extremas. 

También son conocidas por infectar y enfermar el cuerpo humano, luego de que ingresa por las vías respiratorias, por contacto con lesiones en la piel o con los ojos. 

Una vez en el organismo, este parásito podría producir mortales, pero poco frecuentes condiciones, como la encefalitis amebiana granulomatosa. 

Este parásito también podría infectar diferentes órganos, como pulmones, senos nasales o la piel, según explicaron desde el Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo de España.

¿Cuáles son los síntomas de la queratitis?

Según el Centro de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés), la queratitis podría ser confundida con cualquier infección ocular, pero el malestar se podría sostener por semanas o incluso meses.

Desde el organismo especializado, explican que algunos de los síntomas que se pueden experimentar son:

  • Dolor en el ojo.
  • Irritación y coloración roja en el globo ocular.
  • Visión borrosa. 
  • Sensibilidad a la luz.
  • Sensación de que tienes algo en el ojo.
  • Lagrimeo excesivo.

En caso de presentar alguno de estos síntomas es fundamental consultar inmediatamente a un médico, ya que mientras antes sea detectada, más efectivo podrá ser el tratamiento, explicaron en el sitio de CDC.

¿Cómo la puedo evitar?

Pese a que habitualmente la Acanthamoeba se pueden encontrar en masas de agua como piscinas, lagos o ríos, esta infección también se podría adquirir por contacto con el suelo o elementos contaminados, e incluso podría ocurrir por inhalación.

Los expertos han determinado que las personas que utilizan lentes de contacto tienen más probabilidades de contraerla que el resto de los individuos.

"85% de las infecciones por Acanthamoeba están asociadas a lentes de contacto", explicó el Dr. Ron Krueger, director del Instituto del ojo Truhlsen en Nebraska, cuando fue entrevistado por el WOWT.

El riesgo sería incluso mayor si es que los lentes de contacto no se almacenan correctamente, si no se desinfectan o si las personas entran a piscinas o jacuzzis con las lentillas puestas. 

Frente a esto, desde el Instituto de Salud Pública recomiendan:

  • No usar lentes de contacto mientras se está en una piscina o ducha. 
  • Lavarse siempre las manos con agua y jabón antes de manipular las lentillas. 
  • Limpiar los lentes solo con soluciones estériles.
  • Jamás limpiarlos con agua, gotas humectantes o soluciones caseras. 
  • Utilizarlos solo por el tiempo establecido.

Este artículo está diseñado para informar y no pretende dar consejos o soluciones médicas. Pregúntele siempre a su doctor o especialista si tiene dudas sobre su salud o antes de iniciar un tratamiento.

Todo sobre Salud

Leer más de