Podría ser un nuevo tratamiento: Experimento elimina casi por completo células cancerígenas con virus del herpes simple

  • Por Monserrat Saavedra

Los resultados de una pequeña e innovadora investigación científica fueron presentados en el Congreso de la Sociedad Europea de Oncología del 2022, y sus conclusiones podrían abrir una nueva oportunidad para el tratamiento del cáncer.

Los investigadores lograron reducir las células malignas de pacientes con diversos tipos de cáncer, luego de tratarlos con una versión genéticamente modificada del virus del herpes simple.

Este patógeno podría reducir el tamaño de los tumores y mejorar la respuesta inmune de los pacientes, sugirieron los autores del experimento clínico.

"Los virus son uno de los enemigos más antiguos de la humanidad, como hemos visto en la pandemia. Pero nuestra investigación propone que podemos aprovechar algunas de las características que los convierten en adversarios desafiantes para infectar y matar las células cancerosas", comentó el profesor Kristian Helin, director ejecutivo del Instituto de Investigación del Cáncer en Londres e investigador principal de la publicación.

¿Cómo funciona?

Para este trabajo, los expertos intervinieron el patógeno del herpes simple, conocido por ser responsable de los dolorosos y desagradables herpes labiales. Este es un tipo de virus para el que se desconoce una cura o mecanismo de eliminación de organismo, y suele vivir en latencia en el cuerpo de los infectados.

Este patógeno mutado y debilitado era inyectado, cada dos semanas, directamente en el tumor de pacientes diagnosticados con diferentes tipos de cáncer avanzado. Nueve de ellos recibieron dosis exclusivas del patógeno, mientras que a 30 personas se les aplicó el virus junto al fármaco nivolumab.

Los efectos eran casi inmediatos, ya que el virus era capaz de activar los genes responsables de la respuesta inmune en el sitio que crecía el cáncer, lo que permitía comenzar con la destrucción de las células malignas. Pero además, el patógeno se multiplicaba dentro de los tumores, y los reventaba desde el mismo interior.

 

Unsplash

 

 

De esta manera, de los nueve participantes a los que solo se les inyectó el virus, tres de ellos registraron una reducción del tumor y un voluntario en particular resultó completamente libre de cáncer. En el caso de los voluntarios a los que se les inyectó la combinación, siete de ellos registraron beneficios. 

Para los expertos, parecen particularmente destacables los efectos de este posible nuevo tratamiento. Es que "es raro ver tasas de respuesta tan buenas en los ensayos clínicos en fase inicial, ya que su objetivo principal es comprobar la seguridad del tratamiento", contó a BBC el investigador principal.

Todo sobre Cáncer

Todo sobre Estudios científicos