El 80% de los niños son diagnosticados: Así es como se sienten los soplos cardiacos

El 80% de los niños son diagnosticados: Así es como se sienten los soplos cardiacos

  • Por Monserrat Saavedra

Si imaginas el sonido que hace un corazón al latir, probablemente piensas en un constante y rítmico "boom, boom", pero en algunas personas sus palpitaciones se escuchan con un ruido silbante, áspero o chirriante, a lo que se le conoce como un soplo en el corazón. 

El extraño ruido puede presentarte por turbulencias en el flujo sanguíneo del órgano, y se estima que cerca del 80% de los niños son diagnosticados con un soplo en sus primeros años de vida, pero no siempre es señal de un problema médico. En algunos casos se producen soplos inocentes, que ocurren por el movimiento de la sangre o por el paso del aire por las válvulas.

Pero en otros pacientes, podría indicar ciertas anomalías cardiacas congénitas, como anomalías en el tabique, en las válvulas del corazón o problemas en el músculo del corazón. 

"Uno de cada 100 recién nacidos presenta algún tipo de cardiopatía mayor o menor y el soplo puede ser un signo de esta cardiopatía, que se puede auscultar cuando el niño nace o, incluso, más adelante en su vida", explicó en un comunicado la cardióloga infantil Sandra Bentjerodt, de Clínica MEDS.

¿Cómo se siente un soplo?

Esta manifestación cardiaca puede ser detectada por los médicos a través de un examen médico. 

"Cuando uno escucha el corazón de un niño va a sentir los latidos, pero a veces se detecta un ruido adicional que es como un silbido y a eso se le llaman soplos. En el fondo, es el ruido que hace la sangre al atravesar el corazón", explicó la Dra. Bentjerodt.

Según el sitio de Clínica Mayo, cuando se trata de un soplo preocupante, algunos de los síntomas adicionales que se podrían tener son:

  • Coloración gris o azulada de las uñas o labios. 
  • Dolor en el pecho. 
  • Tos persistente. 
  • Mareos. 
  • Inflamación hepática. 
  • Inflamación de las venas del cuello. 
  • Desmayos. 
  • Sudoración incluso cuando se está en reposo. 
  • Falta de apetito o problemas de crecimiento. 
  • Pérdida del aliento. 
  • Inflamación o aumento de peso.

Si bien, no todos los soplos serán preocupantes, desde el sitio médico recomiendan agendar una consulta médica en caso de que tengas dudas. 

Este artículo está diseñado para informar y no pretende dar consejos o soluciones médicas. Pregúntele siempre a su doctor o especialista si tiene dudas sobre su salud o antes de iniciar un tratamiento.

Todo sobre Salud infantil

Leer más de