¿Mejor que una naranja? Conoce los múltiples beneficios del kiwi Unsplash.

¿Mejor que una naranja? Conoce los múltiples beneficios del kiwi

  • Por Macarena Lastarria

El kiwi es una fruta cítrica por excelencia y, si bien tiene una apariencia exótica y tropical, crece en climas fríos y se recomienda consumirlo en invierno. Contiene el doble de vitamina C que una naranja, por lo que es ideal para evitar los resfríos tan típicos de esta época.

Asimismo, cuenta con el doble de vitamina E que una palta, y gran cantidad de vitamina A, nutrientes que ayudan a fortalecer el sistema inmune, pero la ventaja que lo diferencia es que solo suma 63 calorías.

En cuanto a las sales minerales, compite con el plátano en sus niveles de potasio, además de magnesio, fósforo y cromo, que juega un papel importante para prevenir la obesidad y la diabetes.

Propiedades del kiwi

Combate el estreñimiento

La fibra dietética en formas de pectinas lo vuelve un gran aliado para combatir el estreñimiento, ya que mejora la digestión y el tránsito intestinal. Lo más aconsejable en estos casos es consumirlo durante el desayuno.

Ayuda a combatir las molestias estomacales

Esta fruta es muy digestiva y permite disgregar las proteínas de los alimentos, así como también previene la indigestión, la gastritis y los gases. La presencia de estas proteínas permiten combinarlo con lácteos o gelatina.

Rico en antioxidantes

Su alta cantidad de vitamina C ayuda a absorber el hierro, evitando su deficiencia. A modo de ejemplo, 100 gramos aportan 98 miligramos de vitamina C, por lo que una pieza de kiwi aporta más del 80% de la vitamina C que nuestro organismo necesita.

Ayuda al sistema inmune

El kiwi aumenta las defensas debido a que la vitamina C y ácido fólico que suministra, permiten que el organismo produzca más glóbulos rojos y blanco y también anticuerpos, que funcionan como barrera contra las enfermedades virales. 

Mejora la circulación de la sangre

Al contener vitamina E y ácidos grasos, el kiwi fluídifica la sangre, mejorando el estado general de las arterias. De esta manera, es poco probable que se formen coágulos en los vasos sanguíneos, protegiendo de afecciones como trombosis, anginas de pecho, derrames cerebrales e infartos. Por si esto fuera poco, reduce los niveles de colesterol.

Según consigna La Vanguardia, su consumo se aconseja a personas fumadoras o que beben mucho alcohol. También a quienes padecen alergias, mujeres embarazadas o en la menopausia, adultos mayores, a quienes han sufrido fracturas o roturas de ligamentos, a lo que tienen problemas a la vista y a quienes presentan enfermedades inmunológicas.

Este artículo está diseñado para informar y no pretende dar consejos o soluciones médicas. Pregúntele siempre a su doctor o especialista si tiene dudas sobre su salud o antes de iniciar un tratamiento.

Todo sobre Alimentación saludable

Todo sobre Salud