quienes no pueden comer avena Unsplash

¿Tienes colon irritable? Estas son todas las personas que no deberían comer mucha avena

  • Por Nicolás Díaz Canales

La avena es uno de los alimentos más saludables y con mayores propiedades nutricionales. Un completo cereal que entrega beneficios para la salud cardiovascular, el sistema nervioso, el aparato digestivo y que incluso sirve para adelgazar, al generar una sensación de saciedad al ingerirlo.

Dentro de las propiedades de la avena se encuentra su gran aporte de proteínas, su aporte de minerales y vitamina B, la regulación de la presión sanguínea, la reducción del colesterol gracias a sus betaglucanos, o su alto aporte de energía.

Si bien este alimento no presenta toxicidad ni contraindicaciones en general, ya que su consumo es seguro, sí existe un grupo de personas que no debería comer este cereal, ya que sus problemas de salud se podrían ver agravados.

 

Pexels

 

¿Quiénes no deberían consumir avena?

Dentro del grupo de quienes no deberían comer avena se encuentran los celiacos, personas que, según MedlinePlus, sufren de una afección del sistema inmunitario, por lo que "no pueden consumir gluten porque daña su intestino delgado".

Si bien la avena está catalogada como libre de gluten, esta contiene unas proteínas llamadas aveninas, las que según estudios recientes podrían provocar síntomas similares al gluten en los celiacos.

Otro problema es la "contaminación cruzada", ya que generalmente varios tipos de cereales se procesan en las mismas líneas de producción y trazas de gluten podrían estar presentes en la avena. A raíz de esto, la Federación de Asociaciones de Celiacos de España (FACE) recomienda solo consumir avena con etiquetas "libre de gluten".

Otras personas con enfermedades digestivas también deberían evitar la avena cruda, ya que esta puede irritar el tracto digestivo y agravar sus condiciones.

Además, el salvado de avena, el producto que queda al refinar el grano de avena, debe ser consumido en sus cantidades recomendadas para evitar la obstrucciones intestinales. Su consumo excesivo puede también provocar diarrea, por lo tanto, se debe evitar si se sufre de colon irritable, diverticulitis, enfermedad inflamatoria intestinal, colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn.

Este artículo está diseñado para informar y no pretende dar consejos o soluciones médicas. Pregúntele siempre a su doctor o especialista si tiene dudas sobre su salud o antes de iniciar un tratamiento.

Todo sobre Alimentación saludable

Todo sobre Salud