dolor articulaciones clima lluvia Unsplash

¿Te duele una rodilla con la lluvia? Esta es la relación de la artritis con el clima, según la ciencia

  • Por Monserrat Saavedra

¿Has escuchado que hay algunas personas que dicen poder predecir la lluvia por el dolor en sus articulaciones? Pueden ser las manos, una rodilla o la cadera, pero el aumento de los malestares de la artritis, según ellos, está directamente influenciado por el clima. 

La artritis es una enfermedad que resulta de la inflamación o la degeneración de las articulaciones, en un punto específico del cuerpo. Cuando una persona padece de esta enfermedad suele sufrir por la hinchazón, rigidez y dolor en la articulación afectada. 

Históricamente, los pacientes diagnosticados, o incluso los adultos mayores, han consultado a los médicos por la posibilidad de que sus síntomas sean influenciados por el clima, pero hasta el momento, pareciera ser que la ciencia no tiene los resultados concluyentes.

¿Qué dicen los estudios?

Son varios los trabajos que han investigado esta constante problemática, pero cada uno ha obtenido resultados distintos. En los últimos años, se han publicado al menos 3 investigaciones al respecto que respaldan a los pacientes. 

Un estudio holandés reclutó a 222 personas diagnosticadas con uno de los tipos de artritis más habituales, la osteoporosis en la cadera. Según los reportes realizados en un periodo de 2 años, los pacientes informaron sentir mayor rigidez y dolor cuando aumentaba la humedad y la presión barométrica. 

En otra publicación descubrieron que si bien los cambios en el clima no aumentaban los malestares, sí se notaba una diferencia con las alzas de humedad en climas más helados.  

Muchos médicos consideran que esta relación es bastante real, y que además se podría dar por otros factores externos. Por ejemplo, en invierno disminuyen las horas de actividad física, lo que naturalmente podría afectar la movilidad en las personas con artritis. 

Otras personas postulan que los cambios de humor que se pueden presentar durante el invierno, como mayor sensibilidad o incluso síntomas de depresión, también podrían influir en cuánto dolor sentimos.

Este artículo está diseñado para informar y no pretende dar consejos o soluciones médicas. Pregúntele siempre a su doctor o especialista si tiene dudas sobre su salud o antes de iniciar un tratamiento.

Todo sobre Salud

Todo sobre Estudios científicos